Viernes, 23 de Febrero de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

El ‘edadismo laboral’ en España obliga a pasar a la acción

Pese a que se reconoce la discriminación por edad, el país debe copiar las reformas estructurales de otras regiones del entorno

Horacio R. Maseda 08-11-2021

COMPARTIR
La discriminación por edad en el mercado laboral se incluye dentro de lo que entendemos por edadismo, un concepto que engloba una serie de prejuicios y estereotipos hacia la persona por motivos etarios y que acaban derivando en un trato diferente y peyorativo. 

Según Juan Carlos Alcaide, el edadismo comienza “en la creencia social de que envejecer es malo y en la deificación de la juventud y su estética y valores. Ser mayor es, con demasiada frecuencia, una condena”. Por este motivo, el CEO de The Silver Economy Company “urge combatir los prejuicios existentes en todos los ordenes de la sociedad y positivizar el talento senior en la sociedad y en la empresa”.

Irene Gil señala que, en España, como en casi todos los países de nuestro entorno, existe ‘edadismo laboral’: “Hemos dado un paso importante, que es reconocerlo, pero falta acción”. Es decir, según la experta de Fundación Adecco, algunas regiones “nos llevan ventaja en las actuaciones para atajarla. Por ejemplo, en Europa se invierte el doble en políticas activas de empleo y su paro se reduce a la mitad”. Concretando más, prosigue Gil, “países como Reino Unido, Alemania o Suecia han acometido reformas estructurales para minimizar las desigualdades de acceso al mercado laboral e intensificado el aspecto formativo entre los senior, entre otros”.

Muchas empresas que trabajan en mercados y sectores altamente competitivos, subraya Fernández Palacios, “se ven forzadas a prescindir del talento sénior ante la imperiosa necesidad de reducir costes. Esta realidad está muy arraigada en la dinámica empresarial, habiéndose instalado la visión de que un trabajador de más de 55 años de edad ya está en la rampa de salida, lo que no hace rentable invertir en sus formación y reciclaje, ni en la adaptación de los puestos de trabajo a sus condiciones; tampoco plantearse otro tipo de relación laboral”. Y el problema es que “ese edadismo ha terminado por anidar en los propios empleados, que se ven a sí mismos como amortizados, con una muy baja autoestima. Prueba de ello es el alto grado de adhesión de los propios senior en los expedientes de bajas masivas”.

El consejero delegado de Mapfre Vida estima que España, en esta cuestión, tiene un problema mayor que otros países “si nos atenemos a la baja ocupación de los mayores de 55 en comparación con la media de la Unión Europea”. Además, insiste, “también es más baja la ocupación en el tramo de 66 a 74 (4,9% en España) frente al 9,5% de media en la UE”.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal