Domingo, 26 de Mayo de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

José Antonio Herce / Doctor en Economía y socio director de LoRIS

‘La actual fórmula de cálculo de las pensiones española es explosiva cuando la esperanza de vida no para de crecer’

Horacio R. Maseda 15-05-2023

COMPARTIR
PREGUNTA.- Desde la CEOE han asegurado que esta reforma “recorta los derechos de los trabajadores”. Si esto es así, ¿por qué cree que ha salido adelante con el apoyo de los sindicatos?

RESPUESTA.- No es que recorte los derechos de los trabajadores, pero las medidas buscan por encima de todo recaudar más lo antes posible. Las medidas que aumentan la base máxima de cotización aumentarán las pensiones máximas de manera discrecional, claro, es el caso de la medida  que actualiza la base máxima de cotización con el IPC, más 1,2 puntos porcentuales adicionales desde 2024 hasta 2050. Pero las medidas que refuerzan el MEI hasta que este alcance 1,2 puntos porcentuales de la base de cotización en 2029 y manteniéndolo hasta 2050; y la que establece una ‘cotización de solidaridad’ sobre el exceso de los ingresos laborales por encima de la base máxima en 2025 (que irá creciendo hasta entre el 5,5% y el 7% en 2045), que afectan a los tipos de cotización, no tendrán repercusión sobre las pensiones porque la fórmula española es tan imperfecta que no lo contempla. Son equivalentes a impuestos sin contrapartida. En ese sentido son contraproducentes para los trabajadores. 

Los sindicatos, en mi opinión, creen que siempre podrán obtener mejoras del Gobierno que sea y estas medidas no hacen bajar las pensiones, la verdad, aunque disminuyen seriamente la contributividad que es secundaria para ellos, frente a la redistribución de las pensiones más altas (las peor tratadas por estas medidas) a las mas bajas. 

Naturalmente, todo lo que sea extraer cotizaciones de las empresas, aunque sea a costa de descapitalizarlas de talento, parece que les atrae también. Veo algo de miopía en esta actitud.

P.- Otro aspecto que se ha criticado desde el sector empresarial es que la reforma puede afectar a la competitividad, pero según Escrivá, el MEI no afecta en este sentido a las empresas españolas. Asegura que el coste laboral por hora trabajada en España es de 23,4 euros y con el MEI subirá a 23,8 euros en 2050, y la media de la UE está en 33 euros por hora. ¿Qué opinan al respecto?

R.- El MEI es un mecanismo problemático, porque no da contrapartidas a los trabajadores. La competitividad de las empresas españolas es ya reducida porque su productividad es baja. No creo que las cosas empeoren. Pero no es solo el MEI, es su refuerzo, y es el aumento desproporcionado (respecto a la inflación) de las bases máximas de cotización y es también la nueva cotización de solidaridad. Como decía, este conjunto de medidas encarece bastante la contratación de talento. El talento es un factor clave para la productividad y la competitividad, de la que se deducen el empleo y los buenos salarios reales.

P.- Una de las críticas más repetidas desde diferentes frentes (CEOE, Airef, Fedea..) es que esta  reforma de las pensiones solo garantiza la sostenibilidad del sistema a corto plazo. Sin embargo, según Escrivá, “la visión de que es un problema creciente a largo plazo (más allá de la década de los 40) es falsa”. Para el ministro no tiene sentido diseñar escenarios de probabilidad limitada, sino que es mejor “crear una institucionalidad que asegure que cada cierto tiempo se van revisando los escenarios”. ¿Qué opina al respecto?

R.- Con el apreciable refuerzo de la recaudación que estas medidas suponen, van a ser muy insuficientes para afrontar el déficit propio de la Seguridad Social. Las transferencias del Estado van a seguir siendo muy importantes, a pesar de estas medidas. El Instituto de Actuarios Españoles ha estimado que las medidas mencionadas van a recaudar, cuando estén implementadas plenamente, el equivalente a un 0,7% del PIB, mientras que el déficit interno es cuatro veces mayor. El sistema será menos contributivo, pero no más solvente. Eso de que “cada cierto tiempo se van revisando los escenarios” hay que verlo en la clave de otra medida de cierre que también contempla el RDL 2/2023: que el MEI o cualquier otra medida recaudatoria aumentará lo necesario para asegurar el equilibrio de las cuentas de la Seguridad Social a largo plazo. Si las medidas que comenté antes –refuerzo del MEI, actualización de la base máxima de cotización con el IPC y la 'cotización de solidaridad'– solo cubren la cuarta parte de lo que se va a necesitar pues imagínese lo que esto significa. El ministro, en una entrevista radiofónica días después de la publicación de la norma llegó a decir que el gobierno de turno, de ser necesario, también podría reducir las prestaciones si quería para cuadrar las cuentas.

P.- ¿Cuáles serían las propuestas que implementaría para asegurar la sostenibilidad de las pensiones en España?

R.- Asegurar las sostenibilidad de las pensiones implica recaudar lo que se gasta o gastar lo que se recauda. Nada de lo que hay que hacer, cuando el déficit propio (eliminados gastos impropios y sin tener en cuenta transferencias del Estado) es cada año de 30 o más millardos de euros, va a dejar las cosas como eran. Aumentar las cotizaciones tanto distorsionaría mucho el mercado de trabajo y la competitividad de las empresas, mientras que congelar las prestaciones dejaría a la mitad de los pensionistas desprovistos de recursos muy necesario para ellos. Si fuéramos a una pensión universal la injusticia para los que más cotizan sería sideral y si reformamos la cotización habría que reducirla mucho y compensar las historias contributivas más intensas. 

Yo creo que hay que empezar a diseñar para los trabajadores de, digamos, menos de 45 años, un nuevo sistema inspirado en el modelo sueco (cuentas individuales nocionales y fórmula de aportación definida para el cálculo de la pensión) y con pensiones de empresa cuasi-obligatorias (autoenrolment, como en el RU). La actual fórmula de cálculo de las pensiones que se utiliza en España es explosiva cuando la esperanza de vida no para de crecer.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal