Domingo, 26 de Mayo de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Angélica Cuautle / Psiquiatra. Grupo coordinador del portal de prevención del suicidio de Salud Mental 360

'Poder hablar del suicidio es una herramienta efectiva de prevención, y contribuye a romper el estigma'

La psiquiatra miembro de Salud Mental 360 incide, en esta entrevista, en que "la sociedad debe ser más sensible a los problemas de salud mental, pues toda persona puede detectar factores de riesgo y activar la red de prevención"

M.S. / EM 11-10-2023

COMPARTIR
Pregunta.- ¿Cuál es el camino para empezar e invertir esta tendencia y que no exista socialmente ese miedo a hablar de salud mental y, también en extensión, del suicidio? 
Respuesta.- Las campañas de sensibilización a la población general han mostrado ser efectivas, por ejemplo, las campañas de seguridad vial disminuyeron las muertes por accidentes de tráfico. 
Desde 2003, la OMS junto con la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP, por sus siglas en inglés) han establecido el 10 de septiembre como el día mundial para la prevención del suicidio. Cada año establecen un lema y objetivo, este año el objetivo es crear esperanza a través de la acción con el lema ‘Tú puedes ser la luz’.
La plataforma SOM360 y el Parc Sanitari San Joan de Déu hemos desarrollado contenido dirigido a la concienciación y sensibilización de la de conducta suicida. Uno de nuestros mayores objetivos es poder transmitir que todos podemos ser “una luz de esperanza” para las personas que tengan riesgo suicida. 

P.- ¿Está nuestro sistema sanitario empezando a prepararse para atender como es debido a la salud mental? Es decir, ¿se está adquiriendo, de una vez por todas, un compromiso real con esta materia? 
R.- Hay estructuras y recursos para atender a personas con problemas de salud mental, pero desde hace años existe un aumento creciente de la demanda de atención en salud mental, lo que obliga a la readaptación de los sistemas de atención y a la capacitación de profesionales sanitarios (de salud mental o no) en la detección y abordaje de los problemas de salud mental. Se trata de una nueva demanda, y ello requiere tiempo para adecuarnos.
Es necesaria una muy buena coordinación entre distintos profesionales, es decir, un abordaje multidisciplinar y coordinado.
En un entorno sanitario, todos los profesionales también pueden detectar señales de riesgo. En este sentido, el Parc Sanitari Sant Joan de Déu ha definido un circuito de trabajo multidisciplinar que propone un abordaje particular para ayudar y acompañar mejor a las personas que tienen riesgo de presentar conducta suicida.
Estas actuaciones se basan en un trabajo compartido a nivel de información entre profesionales de los centros que atienden a la persona, la comunicación con el médico de referencia o de guardia, la interconsulta con psiquiatría, extremar las medidas de protección y favorecer el acompañamiento el máximo tiempo posible, tanto por profesionales como familiares o personas próximas.
También es necesario que exista una red de nivel social que permita la atención de las personas a nivel global y garantice una visión más holística de cada caso en las diferentes esferas de la vida de una persona: su entorno, familia, trabajo, vivienda, estudios… ya que situaciones de precariedad social son factores de riesgo y desencadenantes de problemas de salud mental. 
La sociedad debe ser más sensible a los problemas de salud mental, pues toda persona puede detectar factores de riesgo y activar la red de prevención, para garantizar que las personas accedan a los recursos que necesitan.
Se suma, además, que debido a al vergüenza, los prejuicios y el estigma, las personas no acuden al médico, o tardan mucho tiempo en acudir.

P.- ¿Qué herramientas podrían resultar más eficaces para prevenir estas conductas? 
R.- Las personas que presentan ideas de suicidio muchas veces nos dan señales de alarma que podemos detectar. Por eso, una de las grandes herramientas que disponemos es la detección de las personas que tienen pensamientos suicidas o tengan riesgo de presentarlo. Para poderlo llevar a cabo son necesarias las campañas de sensibilización a la población general y también dirigidas para los servidores públicos ya sean o no sanitarios. 
El poder hablar del suicidio es una herramienta efectiva de prevención, y contribuye a romper el estigma que hay sobre él y que supone una barrera para pedir y obtener ayuda. Escuchar de forma activa y con empatía, no juzgar, abrirnos al diálogo o alentar a la persona para que pida ayuda profesional, son algunos de los consejos para actuar.
Conocer las señales de alerta de riesgo de conducta suicida para poder actuar, también es clave para prevenir.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal