Domingo, 26 de Mayo de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Ignacio Fernández-Cid / Presidente de la FED

'Los profesionales debemos pivotar alrededor del dependiente y sus familias, que son el epicentro de todo'

Fernández-Cid destaca, entre otras cuestiones, que es fundamental "promover otro tipo de recursos que luchen contra una de las grandes lacras de la sociedad tan deshumanizada en la que vivimos: la soledad"

M.S. / EM 09-06-2023

COMPARTIR
Pregunta.- Acaba de manifestar recientemente que “para ‘desinstitucionalizar’ a una persona de manera adecuada, el sistema de cuidados debería contar con los recursos necesarios con los que no se cuenta actualmente”. ¿Qué recursos reclaman desde la FED con mayor urgencia?
Respuesta.- Si de verdad queremos que el mayor envejezca en su domicilio, independientemente de su grado de dependencia, evidentemente necesitamos muchos más recursos. Existe una figura que se está desarrollando y legislando, que es la del asistente personal. Desde la FED estamos totalmente de acuerdo con la creación de esta figura, lo único que reclamamos es que debe tener al menos la misma formación que tiene un auxiliar de ayuda a domicilio. Además, esos servicios dados por este profesional deben estar inspeccionados por una empresa privada para su control, aspecto en el que los sindicatos y patronales estamos totalmente alineados.

P.- Uno de los debates del sector se dirige a la necesaria transformación del modelo más puramente asistencialista a uno que brinde apoyos y favorezca la autonomía de las personas. ¿Qué papel deberían jugar las residencias, en su opinión, en este tránsito?
R.- Estamos absolutamente de acuerdo con esta transformación y por eso el espíritu de la Ley de Dependencia es dar herramientas para aumentar la independencia de las personas, lo que actualmente se conoce como un envejecimiento activo y saludable. En este contexto, las residencias cada vez más nos destinamos a atender a personas cada vez más mayores y con más nivel de dependencia, por lo que se imposible su bienestar en su hogar. Pero además, lo que consideramos fundamental es promover otro tipo de recursos que luchen contra una de las grandes lacras de la sociedad tan deshumanizada en la que vivimos: la soledad. 
Nosotros consideramos que es muy positivo que cada vez se vaya apostando por un modelo de desarrollo de complejos de apartamentos para personas mayores e independientes, ya lo llamemos senior living o cohousing, que bajo el modelo de cooperativa o el que sea óptimo en cada caso, ayude también a un envejecimiento en compañía. Esta es una opción que en Europa es muy usada y con grandes resultados, y que en nuestro país es casi testimonial.

P.- ¿Los centros también tienen que ‘transformar’ su modelo, suponiendo que existiese la financiación para hacerlo?
R.- Este es un sector que lleva en continuo cambio y transformación desde el inicio. De hecho, creemos que es uno de los sectores que más apuesta por la mejora continua y estamos muy satisfechos de que sea así. Actualmente, estamos en pleno proceso de desarrollo de un modelo de atención centrado en la persona, modelo por el que llevamos apostando mucho tiempo y que tiene todo el sentido del mundo. 
Los profesionales debemos pivotar alrededor del dependiente y sus familias, que son el epicentro de todo esto. Sino, esto no tiene ningún sentido y tenemos que respetar sus creencias, su voluntad y todo esto armonizándolo con la convivencia. Además, estamos realizando un proceso continuo de eliminación de sujeciones y desarrollando un nuevo concepto de unidades de convivencia. Este modelo tendrá que hacerse de manera sostenible, porque la financiación privada no se puede estirar ilimitadamente. 
Desde FED reclamamos una apuesta política clara y decidida hacia nuestro sector. Es muy importante que la gente sepa que nuestro país dedica solo el 0,8% del PIB a la dependencia, cuando en otros países gira alrededor del 2% -2,5%, lo consideramos absolutamente insuficiente. Tenemos que entender la importancia de la sostenibilidad de nuestro sector, no olvidemos que, afortunadamente, cada vez la esperanza de vida es mayor, lo que hace que tengamos una sociedad altamente envejecida, que con la llegada de los baby boomers, va a hacer que nos encontremos con un problema gravísimo de falta de recursos a corto plazo. 
Aprovechamos para reincidir en que tenemos que remar todos juntos, Administraciones públicas, empresas, profesionales, sindicatos y la sociedad civil en general, para empezar planificar los recursos y los servicios que van a ser necesarios que prestemos en los próximos años. Nos estamos jugamos mucho.




Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal