Viernes, 14 de Junio de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Las personas mayores piden más espacios verdes, mejor transporte y servicios de salud, combatir estereotipos y envejecer en casa

El Imserso analiza necesidades, demandas y propuestas de los sénior para mejorar la amigabilidad de los entornos en los municipios adheridos a la Red de Ciudades y Comunidades Amigables en España

Redacción EM 09-04-2024

COMPARTIR
Las personas mayores quieren que sus voces sean oídas y escuchadas. Así lo pone de manifiesto un informe del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) cuyo objetivo es conocer de forma integral las demandas y necesidades de las personas mayores, así como las mejoras necesarias para la satisfacción de las mismas en el ámbito español, dentro de la Red de Ciudades y Comunidades Amigables, iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para abordar el envejecimiento de la población.

El Imserso, organismo colaborador de la OMS en España, ha presentado la Investigación cualitativa sobre diagnósticos y planes de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores. Una visión global de la Red Española. Informe ejecutivo, realizada en colaboración con el Grupo de Investigación sobre Envejecimiento (GIE-CSIC) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para conocer el estado actual de amigabilidad de los entornos de las localidades españolas adheridas a la red que han facilitado su diagnóstico, plan y evaluación. El objetivo final es posicionar a España y a su población mayor en el ámbito de la red mundial como un referente.

Los objetivos específicos del estudio son conocer las necesidades y demandas de las personas mayores en su localidad de residencia a partir de los diagnósticos de amigabilidad de los municipios; examinar las actuaciones recogidas en un plan de acción municipal; y, complementariamente, analizar la evaluación de las actuaciones propuestas. El análisis de esta documentación ha permitido identificar las necesidades y demandas de las personas mayores de cara a mejorar su calidad de vida.

Estas demandas responden a la propuesta metodológica establecida en la guía de amigabilidad elaborada por la OMS, que se organiza alrededor del análisis de ocho áreas (espacios al aire libre y edificios; transporte; vivienda; participación social; respeto e inclusión social; participación cívica y empleo; comunicación e información; y servicios comunitarios de apoyo y de salud) interconectadas para ofrecer una visión “integral del grado de amigabilidad con las estructuras, el entorno, los servicios y las políticas” de pueblos y ciudades.

¿QUÉ PIDEN LOS SÉNIOR?
Más espacios verdes y ajardinados, accesibles y que favorezcan la socialización; mejores infraestructuras públicas; más líneas de transporte público y con mayores frecuencias; ayudas para la adaptación de viviendas y procesos administrativos más accesibles; potenciar las actividades de ocio y tiempo libre; la promoción del voluntariado y la generación de tejido comunitario; la promoción de actividades intergeneracionales y de la participación ciudadana; mejora de los servicios de atención y cuidado, promoción del respeto y la inclusión de las personas mayores en todos los ámbitos de la sociedad son algunas de las demandas destacadas que los mayores han realizado en el ámbito del diagnóstico de los problemas de sus municipios.

También señalan la importancia de combatir los estereotipos y prejuicios hacia las personas mayores y valorar su contribución a la sociedad; combatir los factores que desembocan en la vulnerabilidad social, en la soledad y, en definitiva, en el deterioro de la salud y de la capacidad funcional. Un hecho distintivo de este eje son los vínculos con la administración.

En el aspecto de comunicación e información, los mayores expresan la necesidad de puntos de información oral, puntos presenciales con atención directa, canales de información escrita impresa y a través de medios electrónicos. Además, se extrae la necesidad de adaptar el lenguaje y los soportes.

La importancia de los servicios de salud y de apoyo comunitario para el envejecimiento activo y amigable con las personas mayores es incuestionable. Los diagnósticos, en este sentido, apuntan a la necesidad de tomar medidas que refuercen las estrategias de prevención, así como a fortalecer los recursos y servicios ya existentes de atención sociosanitaria en el municipio. Además, el envejecimiento en casa es un elemento prioritario en la amigabilidad de los municipios dado que las personas desean, generalmente, envejecer en sus casas siempre en condiciones de autonomía. Precisamente la promoción de esta autonomía a través de recursos y apoyos domiciliarios es otro elemento clave de los diagnósticos.

La mejor forma de discriminar sobre sus demandas y necesidades ha sido, justamente, dando voz a este grupo etario. El estudio ha mostrado la conveniencia de ahondar en el mapa de los intereses municipales por áreas de amigabilidad y de seguir haciendo un esfuerzo por mejorar la aplicación de la propuesta metodológica de la OMS para avanzar hacia entornos amigables con las personas mayores.

La Red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores se dirige a los ayuntamientos que quieren fomentar el envejecimiento saludable. Lo hace promoviendo la participación de las personas mayores, teniendo en cuenta sus necesidades, percepciones, opiniones y propuestas en el análisis y mejora de la localidad, e incorporando esta perspectiva en la planificación municipal de manera transversal. La OMS impulsa decididamente el crecimiento y desarrollo de esta Red en el marco de la Década del Envejecimiento Saludable (2021-2030) y la Agenda 2030.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal