Domingo, 26 de Mayo de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

El CENIE reúne a expertos en longevidad para debatir sobre los secretos y similitudes de España y Japón

El centro de la Fundación General de la Universidad de Salamanca celebra una cumbre para intercambiar conocimientos y experiencias en torno al desafío y oportunidades que supone la realidad de las nuevas sociedades longevas

Redacción EM 26-04-2024

COMPARTIR
El CENIE, el centro para el estudio de la longevidad dependiente de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, ha dado inicio a la Cumbre España-Japón sobre Longevidad y Sociedades Longevas, evento que tiene como principales objetivos el de conocer, analizar e intercambiar conocimientos y experiencias en torno al desafío y oportunidades que supone la realidad de las nuevas sociedades longevas.

Si bien Japón aún es el país más longevo del mundo, no lo será por mucho tiempo. Según el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, en 2040 España le sucederá en dicha posición. Por ello, la Cumbre España-Japón aspira a abrir un espacio de diálogo entre ambas naciones, para contrastar actuaciones de éxito y emprender un camino de aprendizaje común. Hacerlo desde una mirada multidisciplinar resultará de suma importancia, dada la similar condición demográfica que aproximará a ambas naciones en un futuro inmediato.

Entender la longevidad desde una mirada integral nos permitirá comprender el valor de esta nueva realidad, causa y consecuencia del cambio sociodemográfico en el que estamos inmersos. Ello, nos facilitará identificar las oportunidades de desarrollo de esta nueva longevidad y construir las respuestas a los desafíos con el fin de garantizar el mayor y más común bienestar social, desde lo económico, la ciencia, los cuidados y el cambio global.

La ceremonia de apertura contó con la participación de David Díez Martín, rector de la Universidad de Salamanca en funciones; Juan Carlos Suárez-Quiñones Fernández, consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León; Shinji Minami, ministro de la Embajada del Japón en España; Francisco Machancoses Mingacho, subdirector general de Asuntos Sociales, Educativos, Culturales y de Sanidad y Consumo del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; Isabel Macías Tello, concejala delegada de Mayores del Ayuntamiento de Salamanca, y Hélder Fernandes, del Instituto Politécnico de Bragança.

Hélder Fernandes, del Instituto Politécnico de Bragança, ha valorado el desarrollo de la Cumbre, asegurando que permitirá intercambiar experiencias con el claro objetivo de no solo dialogar sobre cómo vivir más años, sino de que cómo vivirlos mejor, mientras que Isabel Macías Tello, concejala delegada de Mayores del Ayuntamiento de Salamanca, ha destaco que "con este tipo de encuentros seguimos fortaleciendo la relación que tiene Salamanca y Japón", destacando, además, que "Salamanca se vuelca a sus mayores y a abordar sus necesidades".

Para Francisco Machancoses Mingacho, subdirector general de Asuntos Sociales, Educativos, Culturales y de Sanidad y Consumo del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, esta Cumbre viene a sensibilizar un tema relevante para la sociedad, donde se requiere seguir avanzando en los derechos sociales con un claro foco en las políticas para los mayores.

En esta misma línea, Shinji Minami, ministro de la Embajada del Japón en España, ha señalado que ambos países de culturas y tradiciones tan distintas comparten un desafío social común: el envejecimiento. Esta Cumbre, a su juicio, constituye un avance significativo en diversas materias y ámbitos para abordar las oportunidades de las sociedades longevas, las que ya no son solo un tema de los países desarrollados.

Juan Carlos Suárez-Quiñones Fernández, consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, ha señalado que la Cumbre permite el intercambio de experiencias de expertos para dialogar y avanzar en mejorar la gestión de los desafíos y oportunidades que abren las sociedades longevas. Por su parte, David Díez Martín, rector de la Universidad de Salamanca en funciones, ha cerrado la ceremonia de apertura señalando que la Cumbre fortalece las relaciones de la nación japonesa y Salamanca. A su juicio, además, los retos de la longevidad son muchos y variados, y las universidades dedican mucho tiempo, estudios y análisis en distintas disciplinas para dar respuesta a esas oportunidades.

ECONOMÍA DE LA LONGEVIDAD
Óscar González Benito, director de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, ha moderado el diálogo de la mesa dedicada a la Economía de la Longevidad y que ha contado con la participación de Atsushi Seike, de la Keio University y presidente de la Cruz Roja Japonesa, y Enrique Cabero, presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León.

Durante su introducción, González Benito, director de la FGUSAL, ha reflexionado respecto a que vivir más años también tiene que ver y es compatible con la calidad de la salud (física y psíquica), lo social (urbanización, servicios, etc.) y la salud financiera. Esta última, aseguró, debe ser estable y viable en términos económicos a lo largo de los años.

Enrique Cabero, presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, ha querido poner en valor el estudio ’Economía de la Longevidad en Castilla y León’, informe realizado por Oxford Economics, en colaboración con la Universidad de Salamanca, a través del CENIE, que ofrece una visión transversal del impacto económico de las actividades realizadas por la población mayor de 50 años. “Este informe ha constituido una base sólida para continuar estudiando la nueva sociedad de la longevidad y como ya he citado anteriormente, el Consejo tiene previsto un segundo informe para desarrollar materias que el Consejo considera esenciales para abordar sus desafíos”. Por su parte, Atsushi Seike, de la Keio University y presidente de la Cruz Roja Japonesa, ha enfatizado durante su presentación que “si aumenta el número de personas mayores con voluntad y capacidad para seguir trabajando más allá de la actual edad de jubilación, se reducirá la carga media per cápita de la seguridad social. Y el aumento del número de trabajadores y consumidores activos en su vejez será también una fuerza motriz del crecimiento económico, tanto por el lado de la oferta como por el de la demanda”.

La mesa dedicada a 'Los Cuidados y las Sociedades Longevas' estuvo a cargo de Ignacio Álvarez, exsecretario de Estado de Derechos Sociales, quien ha introducido el diálogo e intercambio de experiencias entre Hiroko Akiyama, gerontóloga y Professor Emerita de la University of Tokyo, y Mayte Sancho, directora general de Imserso.

Respecto al tema de los cuidados y las políticas que se deben generar en torno a este tipo de situaciones, Ignacio Álvarez, exsecretario de Estado de Derechos Sociales, ha señalado que los retos que tienen las sociedades desarrolladas en el ámbito de los cuidados de larga duración exigen “ser audaces en materia de políticas públicas. El Estado del Bienestar ha sido uno de los proyectos políticos más exitosos en la historia de Europa, y también en la de Japón, construyendo una red de seguridad para la ciudadanía y aportando respuestas colectivas muy positivas frente a los riesgos sociales, económicos y sanitarios. Sin embargo, este proyecto político debe actualizarse, para hacer frente a las nuevas realidades y desafíos de nuestros países”.

Durante el diálogo de los panelistas, ha destacado la intervención de Hiroko Akiyama, gerontóloga y Professor Emerita de la University of Tokyo, quien ha señalado que “tenemos que rediseñar tanto las infraestructuras físicas como las inmateriales para satisfacer las necesidades de una sociedad más envejecida. Queremos construir comunidades en las que personas de todas las edades se mantengan sanas, activas, conectadas y vivan con sensación de seguridad”. Al respecto, ha puesto en valor el proyecto que se desarrolla con estos preceptos en la ciudad de Kashiwa, Japón, agregando que este tipo de iniciativas “requiere no sólo la colaboración entre investigadores de distintas disciplinas, sino también la plena colaboración con los ciudadanos, los gobiernos locales, la comunidad empresarial y otras organizaciones, como asociaciones médicas y organizaciones sin ánimo de lucro”.

Sancho ha profundizado en el significado que hay detrás de los cuidados en la longevidad y en dos conceptos muy vinculados: la complejidad (una población muy diversa) y la interdependencia que se genera. Ha agregado que lo relevante debe ser “envejecer con gusto”, donde los vínculos sociales y familiares son relevantes para que las personas quieran y tengan ganas de vivir, elemento común, a su juicio, entre España y Japón.

CIENCIA Y LONGEVIDAD
La destacada catedrática de Fisiología y colaboradora del CENIE, Consuelo Borrás, tuvo el honor de moderar la mesa en la que participaron Noboru Mizushima, profesor de Bioquímica y Biología Molecular de la University of Tokyo, y Ana María Cuervo, del Albert Einstein College of Medicine. Oportunidad en la que los tres científicos dialogaron en torno a los desafíos y oportunidades de la Ciencia y Longevidad.

Consuelo Borrás, catedrática de Fisiología y colaboradora del CENIE, ha comenzado su introducción señalando que “actualmente nos enfrentamos a desafíos particulares relacionados con la búsqueda de un envejecimiento saludable. Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida ha provocado una disminución de la calidad de vida en estas últimas etapas”. A su juicio, este escenario constituye el verdadero desafío, el de desvelar los secretos biológicos del envejecimiento para comprender mejor dicho proceso, lo que “permitirá desarrollar intervenciones adecuadas para no solo añadir años a la vida, sino también vida a los años y disminuir los problemas médicos, económicos y sociales asociados a las personas mayores”.

Al respecto, Ana María Cuervo, del Albert Einstein College of Medicine, ha profundizado en los secretos biológicos del envejecimiento al señalar que “la acumulación de proteínas tóxicas en el interior de las células se produce con la edad y es la base de enfermedades que afectan a nuestros mayores como el Alzheimer. Para prevenir el efecto tóxico de estas proteínas, todas las células del organismo, incluidas las del cerebro, cuentan con mecanismos de vigilancia que identifican cualquier proteína tóxica y se encargan de eliminarla del interior de las células mediante un proceso conocido como autofagia”. Sin embargo, ha asegurado Ana María Cuervo, estos mecanismos de control de la calidad de las proteínas en el interior de las células pierden actividad a medida que envejecemos.

Sobre este tema, Noboru Mizushima, profesor de Bioquímica y Biología Molecular de la University of Tokyo, ha detallado que “aproximadamente el 2% de las células que componen nuestro cuerpo se sustituyen cada día. Sin embargo, algunos tipos de células, como las nerviosas, tienen una larga vida. Incluso en estas células longevas, su contenido se sustituye. La autofagia es uno de los mecanismos que descomponen el material del interior de la célula”. La autofagia, ha dicho Noboru Mizushima, tiene múltiples funciones, entre ellas, el recambio básico de componentes celulares, la eliminación de materiales no deseados y el reciclaje de nutrientes para la autoalimentación. De esta manera, “la autofagia es un importante ‘limpiador’ intracelular. De hecho, los experimentos con animales y la genética humana han sugerido que la autofagia puede prevenir muchas enfermedades, como las neurodegenerativas y el cáncer, y también tiene un efecto antienvejecimiento”.

El último diálogo de la Cumbre España-Japón sobre Longevidad y Sociedades Longevas, estuvo a cargo de José-Abel Flores, director del Centro Cultural Hispano Japonés de la Universidad de Salamanca, quien fue responsable de introducir a Kenji Hiramatsu, presidente del Instituto de Estrategia Internacional, Japan Research Institute, y exembajador del Japón en España, y a Pedro Jordano, presidente del área de Ciencias y Tecnologías Medioambientales en la Agencia Estatal de Investigación.

Durante su intervención José-Abel Flores, director del Centro Cultural Hispano Japonés de la Universidad de Salamanca, ha hecho un llamado respecto a los efectos de la "gran aceleración", fenómeno que ha disparado todos los indicadores, en todos los ámbitos, entre ellos, la población, lo que, a su juicio, podemos nombrar como "Cambio Global" donde nosotros como seres humanos modificamos todo.

Kenji Hiramatsu, presidente del Instituto de Estrategia Internacional, Japan Research Institute, y exembajador del Japón en España, y de dilatada trayectoria en temas de Cambio Climático, ha centrado su presentación en mostrar el impacto que tiene el envejecimiento de la población en el medio ambiente. A través de una serie de gráficos y datos, ha presentado las tendencias que se observan en Japón, asegurando que “un ejemplo es el deterioro de los paisajes socioecológicos conocidos como Satoyama. La relación entre el Cambio Climático y la longevidad se percibe predominantemente de una manera negativa. Pero las sociedades longevas pueden tener un impacto positivo en el medio ambiente del planeta si logramos aprovechar el potencial de las personas mayores”. Pedro Jordano, presidente del área de Ciencias y Tecnologías Medioambientales en la Agencia Estatal de Investigación, ha profundizado sobre el tema al explicar que si bien es complejo mostrar una conexión directa entre Cambio Global y longevidad, esta existe y tiene efectos importantes en todos los niveles. Agrego que todos los cambios que se han ido acelerando en los últimos años tienen como eje común al ser humano.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal