Viernes, 14 de Junio de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Albert Quiles / Director de Amigos de los Mayores

'Es conveniente que haya políticas públicas que favorezcan iniciativas que pongan en valor la salud emocional de las personas'

Desde hace 36 años, la lucha contra la soledad no deseada en las personas mayores es la misión de la Fundación Amigos de los Mayores. Hablamos con su director, Albert Quiles, que destaca que “uno de los mejores antídotos para la soledad no deseada en las personas mayores es la creación de vínculos significativos de amistad"

M.S. / EM 08-09-2023

COMPARTIR

Mireia Soler

Pregunta.- Abrimos la web de Amigos de los Mayores y encontramos la frase “la soledad es cosa de todos”. ¿Podemos o debemos asegurar que la soledad no deseada es una pandemia o, por el contrario, quizá es un concepto un tanto alarmista?
Respuesta.- La soledad no deseada es un reto social, porque afecta y puede seguir afectando a millones de personas de todas las edades. Cuando una persona sufre soledad no deseada tiene consecuencias en todas sus esferas de salud; en la salud psicológica, en la salud emocional e incluso existen investigaciones que apuntan de su incidencia en la salud física.
La soledad no deseada en las personas mayores es la causa de la Fundación Amigos de los Mayores desde hace 36 años, y la misión se centra en la lucha contra la soledad no deseada de las personas mayores a través de programas de acompañamiento liderados por personas voluntarias. 

P.- En el último año han proliferado numerosamente las campañas de concienciación de este problema que afecta a un elevado número de personas mayores. ¿Estamos caminando en España, en este sentido, por un buen camino? ¿O por el contrario es necesario impulsar más recursos –sobre todo a nivel público– para atajar este fenómeno?
R.- Desde la fundación, hemos comprobado que, durante la pandemia de la Covid-19, especialmente durante los primeros meses del confinamiento, empezó a hacerse más notorio el fenómeno de la soledad no deseada en la población en general, creándose más consciencia sobre el fenómeno.
La concienciación, por tanto, es un elemento importante en España, y en general en toda Europa, y se evidencian pasos en ese sentido. Es conveniente que haya políticas públicas que favorezcan iniciativas que pongan en valor la salud emocional de las personas, porque de esta manera se favorece el bienestar de las personas en todo su ciclo vital y ello les va a permitir tener herramientas para no sufrir soledad no deseada en la vejez.

P.- Amigos de los Mayores es una de las entidades comprometidas, precisamente, con la sensibilización social de la soledad en el envejecimiento. ¿Cuál es el primer paso para detectarla?
R.- Se debe desestigmatizar la soledad no deseada. Tradicionalmente, para cualquier persona, admitir que se siente sola conllevaba un sentimiento incómodo, incluso vergonzante. Es por esta razón que es tan difícil detectarla.
Desde la Fundación Amigos de los Mayores hemos publicado una guía para detectar la soledad no deseada que se puede consultar en este enlace.

P.- Y prevenirla o anticiparnos a ella, ¿es posible?
R.- La mejor prevención es dotar de herramientas a las personas a lo largo de la vida para hacerle frente en cualquier momento vital, es decir, tener recursos personales para saber convivir con la soledad no deseada para que las consecuencias de sufrirla no tengan efectos devastadores. 

P.- En una reciente entrevista usted expresaba que “la soledad no deseada es un factor determinante en la salud de los mayores”. ¿Qué procedimiento se debería seguir para que ese mayor se “recupere” y consiga salir de ese aislamiento? Es decir, ¿qué ayuda prestan en este sentido desde la fundación?
R.- Hemos de distinguir el fenómeno de la soledad no deseada, que es un fenómeno subjetivo que sufren las personas, con la situación objetiva de una persona que esté aislada. Hay personas que están aisladas físicamente y que no se sienten solas, y hay personas que, aun conviviendo con otras personas, sufren soledad no deseada.
Uno de los mejores antídotos para la soledad no deseada en las personas mayores es la creación de vínculos significativos de amistad y, precisamente esto, es a lo que se dedica la Fundación Amigos de los Mayores: programas de voluntariado de acompañamiento a las personas mayores en sus casas, en centros residenciales y en hospitales y actividades grupales y de socialización.
Desde la fundación también llevamos a cabo campañas de sensibilización para que la sociedad conozca la realidad de muchas personas mayores y se tome consciencia sobre el fenómeno de la soledad no deseada.

P.- En su opinión, ¿existen factores externos o condicionantes que nos hayan llevado a que hoy estemos hablando de soledad como un problema de salud pública?
R.- Afortunadamente, igual que con la salud mental, se habla cada vez más de la soledad no deseada. Creo que este que es un factor muy relevante y positivo. Si se habla, si se visibiliza y se desestigmatiza, se puede prevenir y se pueden buscar soluciones al fenómeno.

P.- También al hablar de soledad no deseada es importante hacer referencia a la perspectiva de género. ¿Les consta que hombres y mujeres en situación de soledad sufren este problema de manera muy distinta?
R.- Desde la Fundación Amigos de los Mayores constatamos que tenemos muchas más peticiones de acompañamiento para personas mayores mujeres y no tenemos evidencias certeras de que el hecho de que tengamos pocas peticiones de acompañamiento para personas mayores hombres se deba a que no sufran soledad no deseada o la sufran menos.
Una hipótesis es que las generaciones de personas que son actualmente mayores sí que, por razones de historia de vida y por factores culturales y sociales, puede que vivan el fenómeno de la soledad no deseada de forma distinta desde el punto de vista emocional. 


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal