Domingo, 14 de Abril de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La Organización Mundial de Salud publica una guía dentro de su campaña contra el edadismo

El equipo de Cambio demográfico y envejecimiento saludable de la OMS elaboró un manual, presentado en octubre, en el que se apuesta por intervenciones que favorezcan el contacto intergeneracional para acabar con la discriminación por edad

Redacción EM 14-11-2023

COMPARTIR
La discriminación por edad existe cuando la ‘edad’ se utiliza para categorizar a las personas y crear divisiones sociales, con la consiguiente injusticia, daño y falta de solidaridad entre generaciones. Es muy perjudicial para nuestra salud y bienestar e impone un alto costo a las sociedades”. Bajo este preámbulo se pidió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que desarrollara, en cooperación con sus socios, una campaña global para combatir la discriminación por edad. Y dentro de la misma, el equipo de Cambio demográfico y envejecimiento saludable de la entidad elaboró una guía, Conectando generaciones: planificación e implementación de intervenciones para el contacto intergeneracional, que se dio a conocer en octubre, basada en la evidencia del Informe global sobre discriminación por edad, el cual señala que las intervenciones que favorecen el contacto intergeneracional son una de las tres estrategias que han demostrado funcionar para abordar el edadismo, junto con las políticas-leyes y las intervenciones educativas. 

La práctica intergeneracional es una de las acciones más eficaces, ya que son asequibles y a priori, relativamente fáciles de implementar. Este manual ofrece una serie de orientaciones, paso a paso, para cualquier persona que esté utilizando o desee recurrir a ella, con el objetivo de combatir el edadismo y de promover la comprensión y el respeto mutuo entre generaciones. 

En concreto, la guía fue concebida con el fin de ser una herramienta útil a la hora de planificar, ejecutar y evaluar proyectos intergeneracionales. De hecho, se incluye una lista de actividades probadas, con descripciones, orientaciones e ideas para organizar y llevar a cabo 40 actividades intergeneracionales que han demostrado su eficacia. En conjunto, esta lista pretende inspirar el desarrollo de futuras actividades intergeneracionales.

LIMITACIONES

Aunque la guía se basa en las mejores experiencias actuales disponibles, existen importantes limitaciones, entre ellas, la escasez de evaluaciones sólidas de la práctica intergeneracional, su impacto sobre el edadismo y otros beneficios potenciales; el hecho de que la literatura publicada procede principalmente de países de renta alta, como los Estados Unidos de América; son pocos los estudios sobre los resultados de las intervenciones de contacto intergeneracional, específicamente para las personas mayores; y se observan diferencias en los principios y condiciones del contacto intergeneracional, de forma que no aportan ningún beneficio o incluso, en algunos casos, causan daños, como la exacerbación del edadismo.

En la guía se subraya que tras la revisión de los estudios disponibles, se puso de manifiesto la existencia de lagunas en los conocimientos actuales, como la escasez de mediciones de la interacción intergeneracional y los entornos físicos, y la falta de estudios con muestras representativas. Así, gran parte de los trabajos reseñados se han realizado a pequeña escala, con grupos de personas que tienen más en común que las de la población en general, lo que limita las conclusiones. 

Por ello, los autores instan a seguir investigando para identificar los componentes eficaces de las intervenciones de contacto intergeneracional. Los estudios deben ser de alta calidad con el fin de proporcionar una base fiable y sólida de pruebas para los investigadores y profesionales en el desarrollo de intervenciones de contacto intergeneracional para reducir el edadismo entre los más afectados.

Asimismo, en la guía se pone de relieve la necesidad de que los estudios deben realizarse en diferentes entornos sociales y físicos y con participantes de otros grupos demográficos y características socioeconómicas, evitando la autoselección en lugar de la asignación para participar en proyectos intergeneracionales. También deberían incluir la influencia de diferentes interacciones intergeneracionales, como las que se producen en la vida cotidiana y las que solo se dan en determinados lugares, como las interacciones de niños y adultos más jóvenes en parques, instituciones religiosas, calles de barrios y mercados.

MÁS INVESTIGACIÓN

Aunque se está realizando mucho trabajo intergeneracional en todo el mundo, la forma en que se llevan a cabo las actividades debe estar en consonancia con las pruebas disponibles y las mejores prácticas, y ampliarse para reducir la discriminación por motivos de edad e incorporar enfoques respetuosos con las personas mayores en nuestra vida cotidiana.

Con el tiempo, con una mayor acción intergeneracional y más investigación, se reducirá la discriminación por motivos de edad y se crearán sociedades más respetuosas con los mayores, con más oportunidades para que las personas de distintas generaciones se encuentren, se conozcan y se preocupen los unos por los otros y desafíen las nociones estereotipadas de la edad y el envejecimiento.

Sin embargo, los autores del manual insisten en la idea de que debe invertirse más en la investigación de intervenciones para identificar los componentes de las intervenciones de contacto intergeneracional que son eficaces en esa reducción de la discriminación por motivos de edad.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal