Viernes, 23 de Febrero de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

El Inapam promueve empleos remunerados y actividades voluntarias

Redacción EM 07-06-2023

COMPARTIR
En México el artículo 5, fracción V, de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores establece que la población adulta mayor “debe gozar de igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo o de otras opciones que les permitan un ingreso propio y desempeñarse en forma productiva tanto tiempo como lo deseen, así como a recibir protección de las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de otros ordenamientos de carácter laboral”. 

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó que en México el 5% de la fuerza laboral son personas adultas mayores de 65 años, mientras que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOE), del segundo trimestre de 2022, indicó que el número de personas adultas mayores que conforma la población económicamente activa (PEA) asciende a 5,8 millones. De este grupo, el 99% se encuentra ocupada y el 1%, desocupada. Del grupo de personas ocupadas, 49% trabaja por cuenta propia y 38%, con trabajos remunerados.

Ante ello, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores de México (Inapam), a través de Vinculación Productiva, impulsa a las personas adultas mayores a tener una vida plena y productiva, al promover empleos remunerados y actividades voluntarias que les genere un ingreso, conforme a su oficio, habilidad o profesión, con inclusión y así hacer valer su derecho a la igualdad de oportunidades y contribuir a su seguridad económica.

De acuerdo al artículo 4º, de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, los principios rectores establecen que, es un derecho de las personas la inserción de las personas adultas mayores en todos los órdenes de la vida pública, por ello, para el Inapam la seguridad económica de las personas adultas mayores es fundamental para que disfruten de un envejecimiento digno e independiente, que les permita acceder a recursos, finanzas y mercados necesarios para mantener su bienestar y asegurar sus necesidades básicas y calidad de vida, con ello disminuir el riesgo de vulnerabilidad generadas por la desigualdad económica.

La situación económica de cada persona adulta mayor dependerá de su historia laboral, de la accesibilidad que haya tenido a los sistemas de protección social, de los ahorros y bienes acumulados a lo largo de su vida, así como del contexto económico, político y social que le tocó vivir.Finalmente, recuerdan que es importante que los mayores realicen un presupuesto mensual de acuerdo con sus gastos y necesidades que incluya: sus ingresos, sus gastos y cómo ahorrar ante una emergencia.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal