Viernes, 14 de Junio de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Justin Derbyshire / Director ejecutivo de HelpAge International

‘El envejecimiento de la población es una megatendencia que afecta a todo el mundo, lo que hace más urgente nuestro trabajo’

La idea de crear una red global de organizaciones de personas mayores surgió de una consultoría realizada en 1980 sobre las guerras de Etiopía y Somalia que concluyó que los refugiados senior no estaban siendo atendidos. Con su director actual abordamos el trabajo realizado en la defensa de los derechos del colectivo y lo que queda por hacer

Emma Vicente EM 14-07-2022

COMPARTIR

Sonja Birnbaum, directora general de HelpAge Alemania, y Tatiana Sorocan, directora nacional de HelpAge Moldavia, acompañando a Justin Derbyshire, en una visita a Moldavia en mayo.

FIRMA: VICTOR TOCAN / HELPAGE INTERNATIONAL

Pregunta.- Prácticamente su trayectoria profesional está vinculada en su totalidad a los campos de la solidaridad y del activismo en defensa de los derechos humanos en diferentes partes del mundo. ¿Qué destacaría que le ha aportado, a nivel personal y profesional, estos trabajos?

Respuesta.- He sido increíblemente afortunado en mi trayectoria personal y profesional al trabajar con colegas asombrosos y, a través de mi trabajo, aprender de personas mayores de todo el mundo. Hay una experiencia de Zanzíbar que se me ha quedado grabada, cuando conocí a Elisabeth. Tenía 72 años y acababa de empezar a recibir su pensión social universal porque el gobierno había empezado a implantarla tras la presión de las personas mayores, HelpAge y nuestros socios. Me contó que esto le había ayudado a comprar los medicamentos que necesitaba para sus ojos y arroz para su familia. Ahora podía volver a trabajar y contribuir. Pude ver lo mucho que esto significaba para ella: se sentía empoderada, se sentía más fuerte, ahora era de nuevo un miembro de la comunidad.  

HelpAge y sus socios han tenido un impacto increíble en las vidas de las personas mayores de todo el mundo, a través de cambios sociales y políticos, como el papel de las Pensiones Sociales Universales conseguidas en Tanzania, Kenia y Myanmar, cambiando leyes y políticas que apoyarán a las personas mayores ahora y en el futuro.

P.- ¿En cuántos países está presente HelpAge International y cuál es su labor?

R.- Soy el director ejecutivo de HelpAge International, que trabaja a través de sus socios en 86 países. La red HelpAge Global tiene 164 miembros y es una alianza mundial que defiende los derechos de las personas mayores. En 2050, el 20% de la población mundial tendrá más de 60 años, y nuestra red se propone asumir este hecho, creando un mundo más justo para las personas mayores, de modo que puedan llevar una vida segura, sana y digna. 

P.- Acaban de presentar el informe ‘Promoción de la igualdad para las personas mayores’ (Advancing equality for older people) en el que se comparan los marcos jurídicos nacionales que prohíben la discriminación por motivos de edad en 12 países y lo extrapolan con los marcos jurídicos internacionales. ¿Qué conclusiones clave destacaría y qué recomendaciones habría que adoptar?

R.- Esta investigación ha puesto de manifiesto que las leyes contra la discriminación son irregulares e incoherentes, tanto dentro de los países como entre ellos. Además, no son exhaustivas, no son comprensibles y no tienen la fuerza necesaria para garantizar que se apliquen correctamente.  

Para ayudar a resolver esto, queremos ver dos cambios legales. En el ámbito internacional, necesitamos una Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas mayores para que exista un marco legal global y una guía. Esto es fundamental para reconocer los derechos de las personas mayores y cambiar la comprensión de sus necesidades y su potencial. A nivel nacional, queremos que todos los países adopten leyes antidiscriminatorias completas que prohíban la discriminación, incluida la que es por edad, para que este entendimiento global impulse un cambio positivo para todos, ya sea hoy o en el futuro.

P.- Los medios de comunicación sirven para dar a conocer situaciones desconocidas y lejanas. El mundo global ha contribuido a arrojar luz sobre muchas injusticias entre las personas mayores del mundo. Pero, ¿por qué no tienen todas el mismo interés y no se les presta atención? ¿Dónde debería ponerse el foco?

R.- En lo que respecta a las cuestiones relacionadas con las personas mayores, hay que hacer mucho más para concienciar sobre la discriminación por razón de edad, que suele ser una barrera para la comprensión tanto del público como de los medios de comunicación. Para que haya un progreso efectivo, los medios de comunicación tienen un papel que desempeñar. Hay todo tipo de razones por las que los medios pueden no recoger un tema, pero las organizaciones de comunicación tienen que evitar el uso de un lenguaje edadista y ser conscientes de los retos y oportunidades a los que se enfrentan las personas mayores en el mundo moderno. 

En este momento, la sequía en África Oriental está recibiendo relativamente poca cobertura en los medios de comunicación, a pesar de que millones de personas están al borde de la inanición, incluidas las personas mayores que se enfrentan, además, a sus propios desafíos específicos en este momento de crisis.

P.- El conflicto de Ucrania podría ser un ejemplo de la pregunta anterior. Ustedes llevan en el Donbás desde 2014, cuando se desencadenó el germen de la situación actual. Es evidente que ahora se ha recrudecido pero ¿qué necesidades de los mayores ucranianos deberían ser atendidas con más urgencia?

R.- Es curioso pensar cómo Ucrania fue una de las crisis humanitarias de las que menos se informó en 2021 y cómo han cambiado las cosas. Como director de programas de HelpAge pude ver las tremendas dificultades y la resistencia de las personas mayores en el Este de Ucrania en 2016. Han soportado esencialmente ocho años de guerra y se han enfrentado a enormes desafíos para llevar a cabo su vida cotidiana, como cobrar su pensión, acceder a suministros médicos y ver a sus amigos y familiares.   

Una de cada cuatro personas en Ucrania tiene más de 60 años y una de cada tres personas afectadas, incluso antes de febrero, eran personas mayores, lo que la convierte en la crisis humanitaria 'más anciana' del mundo. Por eso es crucial que las necesidades de las personas mayores sean el centro de la respuesta humanitaria internacional. Los mayores se encuentran entre los refugiados y los millones de personas que se han trasladado a lugares más seguros dentro de Ucrania. Sabemos que es probable que tengan necesidades específicas, como apoyo en los largos viajes, información para desenvolverse en el nuevo entorno y apoyo para acceder a la asistencia sanitaria y la medicación.  

Pero también hay muchos más que permanecen en casa, a pesar de los bombardeos, que necesitan nuestro apoyo. Nuestra red de voluntarios sigue llamando por teléfono a muchos de ellos en el Este de Ucrania para que tengan apoyo emocional en situaciones, a menudo, muy solitarias y aterradoras. También colaboran en la distribución de alimentos y suministros de higiene. Pero el sector humanitario tiene que hacer más para identificar la escala y las necesidades específicas de las personas mayores en todo el país, y abordarlas como parte de una respuesta humanitaria inclusiva. No podemos permitir que se ignoren las necesidades de las personas mayores.

P.- Se incide desde hace tiempo en que muchas de las desigualdades y de las injusticias que sufre el colectivo senior –como ha puesto de evidencia, por ejemplo, el día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez que tuvo lugar el 15 de junio– podrían resolverse, o al menos, reducirse, si hubiese una Convención Internacional de los derechos de las personas mayores –a la que usted ha aludido anteriormente–. Parece increíble que aún no se haya consensuado. ¿Por qué cree que pasa esto? ¿Estamos más cerca de poder conseguirla?

R.- Los temas relacionados con las personas mayores siguen estando al margen de los debates y simplemente no han ganado la tracción internacional necesaria para un cambio fundamental. A pesar de los esfuerzos colectivos, las personas mayores son efectivamente invisibles debido a la ausencia de salvaguardias legales existentes. Dicho esto, la ex comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, ha hecho recientemente los comentarios más contundentes hasta la fecha, afirmando que la Convención de la ONU es más necesaria que nunca.  

También esperamos que la Covid 19 y su efecto desproporcionado sobre las personas mayores haya generado una mejor comprensión de la necesidad de proteger los derechos de este colectivo en todo el mundo. Seguimos siendo optimistas, pero tenemos que redoblar los esfuerzos y conseguir una percepción pública mucho más completa de las personas mayores. El edadismo y los estereotipos no ayudan a nadie.

P.- ¿Cómo podemos colaborar, como ciudadanos, con HelpAge International?

R.- Contamos con la financiación de gobiernos, fundaciones, donantes institucionales y de nuestros socios, entre los que se encuentran HelpAge en España, Age International en el Reino Unido, HelpAge Italia, HelpAge Estados Unidos y HelpAge Canadá, a través de los cuales se hacen los llamamiento a donantes y público en general para que les apoyen.

P.- Por último, ¿cuáles son los objetivos prioritarios que se marcan desde esta organización de cara a un futuro próximo?

R.- El envejecimiento de la población es una megatendencia que afecta a todo el mundo, lo que hace más urgente nuestro trabajo. Tenemos que asegurarnos de que estamos escuchando a las personas mayores y construyendo comunidades inclusivas. Las personas mayores, como todas las generaciones, son diferentes y pueden ofrecer mucho a la sociedad. 

Debemos hacer todo lo posible para garantizar que la respuesta humanitaria en Ucrania sea la primera inclusiva del mundo, poniendo los intereses de las personas mayores en su centro. Al mismo tiempo, no estamos dejando de lado nuestras otras prioridades. Estamos respondiendo a las necesidades de las personas mayores en casos particulares, como las afectadas por cuatro temporadas de lluvias fallidas consecutivas en el este de África, pero también, más en general, nos dedicamos a abordar la discriminación por motivos de edad y a defender los derechos de las personas mayores para que sus vidas puedan ser plenas y vividas con dignidad.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal