Domingo, 26 de Mayo de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Loles López destaca los 748 proyectos presentados para innovar en servicios sociales

La consejera remarca los 58,8 millones de euros movilizados y que suponen “todo un avance” para mejorar en eficacia y eficiencia

Redacción EM 06-03-2023

COMPARTIR
La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, ha destacado la línea de ayudas, con una inversión de 58,8 millones de euros, para proyectos de innovación en los servicios sociales, lo que supone “todo un avance” en el cumplimiento de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía. De hecho, se han presentado un total 748 proyectos, como ha apuntado la propia consejera.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera en el marco de su comparecencia en comisión parlamentaria, donde ha remarcado que esta línea de ayudas, con cargo a fondos europeos, tiene dos vertientes: de un lado se destinan 42,3 millones de euros a entidades del tercer sector y 16,5 millones a entidades locales. Estas subvenciones permitirán la realización de proyectos orientados a la digitalización de los servicios sociales para “hacer más efectivas las prestaciones y no dejar a nadie atrás”.

El pasado mes de diciembre se aprobaron las bases reguladoras para la concesión de subvenciones destinadas a la transformación tecnológica e innovación en el ámbito de los servicios sociales, dirigidas a entidades del tercer sector y entidades locales, dentro del marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por los fondos Next de la Unión Europea.

“Con estas ayudas damos un paso importante en este camino de la innovación social que estoy convencida que conducirá a una mejora de los servicios”, ha proseguido la consejera, que ha explicado que se destinan fondos a las entidades del tercer sector por importe de 42,3 millones de euros, de los cuales, 18,3 millones financiarán proyectos piloto y de innovación, y 24 millones proyectos para la transformación tecnológica de los servicios sociales.

Por otra parte, a las entidades locales de Andalucía se destinan 16,5 millones de euros, de los cuales 9,2 millones se destinarán a proyectos transformación tecnológica de los servicios sociales y 7,3 para proyectos piloto y de innovación en servicios sociales comunitarios.

Según ha enfatizado la consejera, “el objetivo de estas ayudas es el de intervenir en ámbitos como pueden ser la infancia, la adolescencia y la juventud; la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres y prevención de la violencia de género; las personas mayores; las personas con discapacidad; la comunidad gitana; la población inmigrante; las personas sin hogar y otros colectivos que requieran procesos de inclusión social; garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares o para la intervención del voluntariado”.

Se trata, como ha proseguido, de unos recursos que contribuirán a alcanzar los objetivos definidos en el I Plan de Investigación e Innovación en Servicios Sociales de Andalucía, incidiendo directamente en la eficacia y la mejora  de los servicios sociales que se prestan a las personas en Andalucía.

HISTORIA SOCIAL ÚNICA
Por otro lado, López ha remarcado que uno de los principales hitos marcados en el ámbito de la digitalización del sistema público de servicios sociales es el desarrollo del sistema Cohessiona, por el que se implementa la historia social única electrónica.  “Con ella queremos simplificar trámites, eliminar burocracia y agilizar la respuesta social. en definitiva, facilitar la vida a la gente. Se trata de que a un solo “clic” y en cualquier punto de la geografía esté toda la Historia Social de los andaluces y andaluzas”, ha proseguido la consejera, que ha asegurado que va a facilitar a las entidades locales los procesos de intervención de los servicios sociales comunitarios.

López ha incidido en que supone “una revolución en el ámbito de los servicios sociales”, que coloca a Andalucía como Andalucía es una comunidad pionera en este sentido, convirtiéndonos “en referente para el resto de comunidades autónomas”. Esta intervención cuenta con una programación financiera que asciende a cinco millones de euros, provenientes del programa Fondo Social Europeo (FSE+) de la comunidad autónoma de Andalucía 2021-2027.

En cuanto su funcionamiento, la historia social única se sostiene sobre tres ejes: el visor profesional, el visor de la ciudadanía, y el visor de las entidades colaboradoras, de manera que ya está en marcha la primera versión del visor profesional, se ha iniciado el despliegue territorial, y se está realizando una labor de información y formación a todos los profesionales de las entidades locales, personal de las delegaciones territoriales y de la agencia de servicios sociales y dependencia de Andalucía.

Tras el visor profesional, vendrán los otros dos visores: el visor de la ciudadanía que va a permitir a las personas usuarias de los servicios sociales, o sus representantes legales, acceder a su historia social y modificar los datos de contacto, así como visualizar los apuntes y, en su caso, la documentación registrada en el sistema. De hecho, se prevé su presentación en las jornadas Tecnosocial, el encuentro de innovación y nuevas tecnologías aplicados a los servicios sociales, que se va a celebrar a finales de marzo en Málaga.

Y por último está el visor profesional de las entidades colaboradoras, el cual facilitará a determinados profesionales de entidades privadas colaboradoras acceder a los datos de las personas usuarias y sus actualizaciones en las intervenciones que estén llevando a cabo.

Además, dentro del sistema de la Historia Social Única, desde la consejería se está trabajando en el desarrollo del sistema Progressa para dotar a las entidades locales de un sistema de gestión propio e integral de los servicios sociales comunitarios.

VIVIR EN CASA
Por otro lado, la consejera ha mencionado el proyecto ‘Vivir en casa’, el cual se basa en la innovación tecnológica y social en los cuidados domiciliarios y se lleva a cabo en colaboración con la Universidad de Málaga, con la que la consejería firmó un convenio de colaboración por importe de dos millones de euros. 

Esta iniciativa está encuadrada en el denominado plan ‘Más Cerca' y el objetivo es definir un nuevo modelo de intervención y de servicios en la atención domiciliaria de personas dependientes. La idea es que estas personas que precisan de cuidados puedan permanecer en sus casas el mayor tiempo posible. En torno al 95% manifiesta el deseo de seguir viviendo en su entorno habitual con los apoyos y cuidados que sean necesarios.  Además, para desarrollar el proyecto, se va a constituir un espacio de demostración (Social Living Lab) que servirá de laboratorio de pruebas para poner en práctica las soluciones tecnológicas que se vayan creando. Este laboratorio generará un banco de tecnologías y saldrán las herramientas tecnológicas a los domicilios de las personas en situación de dependencia. Además, la consejera ha explicado que, a la tecnología, se unirá una persona que supervise la implantación de la misma y el estado del usuario en cuestión.

La consejera de Inclusión Social ha agregado que una de las líneas de trabajo va dirigida a prevenir la aparición y el agravamiento de enfermedades o de discapacidades y sus secuelas. En este sentido es fundamental la coordinación de los servicios sociales y de salud en el desarrollo de actuaciones para la promoción de condiciones de vida saludables; programas específicos de carácter preventivo; y programas de rehabilitación dirigidos a las personas mayores, personas con discapacidad y a personas afectadas por procesos de hospitalización complejos.

Andalucía ya ha dado nuevos pasos para alcanzar estos objetivos. el pasado año se modificó el mapa de servicios sociales para incorporar un nuevo recurso: los centros residenciales y centros de día de cuidados intermedios.  Como ha proseguido López, este recurso va destinado a atender a personas mayores y con discapacidad que se encuentren en un proceso agudo de una patología y que requiera, una vez concluida la fase de hospitalización, continuidad de cuidados más especializados respecto a los que se pudieran ofrecer en el ámbito domiciliario.

Se trata de pilotar en la comunidad autónoma un modelo de atención completamente novedoso con la creación de un dispositivo para aquella población con dificultades sociales y que precisa de atención sanitaria tras recibir el alta hospitalaria.  Este proyecto se desarrollará también en el marco de los fondos europeos procedentes del mecanismo para la Recuperación y Resiliencia con una inversión estimada en 1,2 millones de euros. La Consejería tiene una hoja de ruta definida para la puesta en marcha del pilotaje y lo llevará a cabo con la colaboración y en coordinación con la Consejería de Salud y Consumo. Según ha enfatizado, “este nuevo servicio de cuidados intermedios cumple una función preventiva vital para la dependencia al ofrecer un cuidado interdisciplinar para mejorar funcionalidad”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal