Viernes, 14 de Junio de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Un nuevo electrodo mejora la investigación sobre el dolor crónico

El proyecto IMI-PainCare ha desarrollado un nuevo dispositivo para saber más sobre la 'hiperalgesia'

Redacción EM 09-04-2023

COMPARTIR

El electrodo HFS ‘EPS-P-10’ adherido al brazo de un sujeto (ubicación no fisiológica, solo como ilustración).

JAN NICLAS HOEINK, MRC SYSTEMS GMBH

Según Pain Alliance Europe, uno de cada cinco europeos sufre algún tipo de dolor crónico. Los investigadores que deseen probar nuevas formas de aliviar este dolor primero deben encontrar una manera de reproducirlo de manera segura. Una forma es colocar un pequeño electrodo en un área de la piel y aplicar una pequeña corriente; esto aumenta la sensibilidad de una persona a las pruebas de “pinchazo” para el dolor. Esta técnica de “estimulación de alta frecuencia” (HFS) es útil cuando se desarrollan medicamentos para el dolor, ya que se cree que el aumento de la sensibilidad es una parte clave que conduce al dolor crónico en los pacientes.

Ahora, se ha desarrollado un dispositivo que puede recrear esta sensibilidad (conocida como hiperalgesia) de manera más precisa y consistente. En concreto, investigadores médicos y clínicos de la Universidad de Heidelberg en Alemania y la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica compartieron sus ideas con la empresa de tecnología médica MRC Systems GmbH con sede en Heidelberg (Alemania), que luego desarrolló el prototipo. A continuación, otros colaboradores de Dinamarca, Italia, Francia y el Reino Unido evaluaron las propiedades y los efectos del electrodo. El grupo forma parte del proyecto IMI-PainCare de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), cuyo objetivo es mejorar las formas de detectar indicadores de dolor en sujetos y animales sanos.

El electrodo se puede colocar en diferentes partes del cuerpo evitando los nervios y vasos sanguíneos críticos. Cuando el electrodo se fija a la piel, se envían cinco ráfagas de pulsos eléctricos a través de los contactos del electrodo. El procedimiento completo dura menos de un minuto y se demostró que induce un aumento constante en la sensibilidad al pinchazo más allá del electrodo. El área sensible disminuye gradualmente de tamaño durante cuatro horas, proporcionando tiempo suficiente para evaluar los efectos del tratamiento.

La prueba piloto dio como resultado un pequeño electrodo que se puede utilizar con otros instrumentos para investigar la hiperalgesia debida a la sensibilización central, principalmente con estimuladores ‘PinPrick’. El electrodo HFS está ahora en el mercado con el nombre de marca ‘EPS-P10’ (P10 denota los 10 pines que transportan la corriente). Los investigadores esperan poder utilizar el electrodo para completar cuatro ensayos clínicos centrados en diferentes biomarcadores como parte del proyecto IMI-PainCare. IMI-PainCare cuenta con el apoyo de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal