Domingo, 14 de Abril de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

La importancia de la detección temprana para prevenir limitaciones relacionadas con la visión

El 23,24% de los mayores de 65 años tiene algún tipo de deficiencia visual. Por ello, el Instituto Fernández-Vega insiste en la necesidad de desarrollar campañas informativas, como las del cáncer, para animar a cuidar la salud de los ojos

Redacción EM 05-02-2024

COMPARTIR

Luis Fernández-Vega, oftalmólogo del Instituto Fernández-Vega, y Emilio de Benito, moderador del encuentro.

Recientemente, tuvo lugar el encuentro informativo ‘Un futuro por ver’, organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y el IOFV, para abordar la prevención de patologías oculares y el envejecimiento saludable. Y es que el 23,24% de las personas mayores de 65 años en el país presenta algún tipo de deficiencia visual y mientras se desarrollan campañas de prevención en aspectos como la salud cardiovascular o el cáncer, la salud visual ha quedado relegada a un segundo plano. 

“La esperanza de vida está aumentando y se estima que este porcentaje se vea incrementado en los próximos años. Por lo tanto, es necesario empezar, desde ya, a plantear la importancia de la prevención dentro del marco de envejecimiento saludable, que abarca desde los hábitos en el estilo de vida y alimentación hasta las visitas periódicas al oftalmólogo para identificar y tratar a tiempo en caso de desarrollar patologías”, explicó, en el encuentro, Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, oftalmólogo especialista del Instituto Fernández-Vega.

Los datos dan la razón a ese planteamiento. El envejecimiento de la población ha provocado un aumento de la prevalencia de patologías oculares como las cataratas, que alcanza entre un 40% y más del 60% de la población a partir de los 70 años. ES cierto que no se puede establecer una única causa que explique el envejecimiento ocular. La edad de inicio, la velocidad de la progresión y el nivel de disminución de la visión varían de acuerdo al perfil genético y la influencia del entorno de cada persona, y estos factores provocan cambios complejos que sufren los ojos a lo largo de los años. Como consecuencia de estos cambios, pueden aparecer enfermedades, que entre las más comunes se encuentran: las cataratas, el glaucoma, la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) y la presbicia. 

Cuanto antes se detecte la enfermedad ocular, hay más posibilidades de un tratamiento exitoso. “Envejecer no tiene que ser sinónimo de perder gradualmente la capacidad visual. Por ello, hay que concienciar a estas generaciones y las siguientes de la importancia de la detección temprana para que puedan tener un envejecimiento saludable y prevenir limitaciones y complicaciones relacionadas con la visión”, concluye Fernández-Vega.

¿QUÉ PODEMOS HACER?
Nuestros hábitos de vida son clave para proteger un envejecimiento saludable, también desde el punto de vista de la salud ocular. 

En el encuentro se apuntaron algunas medidas que nos pueden ayudar en este sentido. Así se abordó, por ejemplo, la regla 20/20/20, es decir, hacer pausas cortas al mirar pantallas cada 20 minutos, enfocando la vista en un objeto distante unos seis metros (20 pasos), durante al menos 20 segundos; mantener una buena iluminación; parpadear regularmente; hacer un buen uso adecuado de lentes de contacto; no frotar los ojos; precaución con el maquillaje; cuidado con la cirugía plástica; no olvidar usar gafas de sol con protección UV; atención a síntomas extraordinarios, como ver moscas volantes o perder nitidez en la visión; control de la presión arterial y azúcar en sangre; no fumar; y realizar técnicas para mantener el estrés a raya.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal