Domingo, 14 de Abril de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

El sector sociosanitario español requiere de más profesionales especializados

En España, crece la necesidad de perfiles específicos para el cuidado de personas mayores o con dependencia. Los expertos y los datos avalan este déficit, lo que aumenta la demanda en áreas como enfermería, geriatría o trabajo social

Redacción 11-03-2024

COMPARTIR

Algunos factores clave que explican el aumento de la demanda son el envejecimiento poblacional y la reciente crisis sociosanitaria.

El sector sociosanitario está en alza y eso se deja ver en lo solicitados que están sus profesionales y en la alta demanda de formación especializada, sobre todo, para los cuidados a personas mayores o a personas con alguna dependencia. 

En agosto del año pasado, pudimos saber, a través de un estudio de la entidad de formación digital en salud, Faro Edtech, que la demanda de formación en la atención sociosanitaria de personas mayores dependientes estaba creciendo un 23% en el último trimestre de año; una subida que da a entender que existe una necesidad no cubierta de profesionales especializados en el sector.
 
Así lo estima Adrián Álvarez Cañete, coordinador académico de Faro Edtech, el cual asegura a entremayores que estos datos evidencian “una tendencia sólida” en el ámbito sociosanitario y, efectivamente, “refleja una necesidad continua de profesionales capacitados en el cuidado de personas mayores dependientes”.

¿Cuáles son las razones que están generando esta mayor demanda de este tipo de profesionales? Para Álvarez Cañete el crecimiento sostenido de este perfil puede atribuirse a varios factores clave: en primer lugar, a “la creciente conciencia sobre la importancia de la atención sociosanitaria de calidad”; a lo que se une una mayor necesidad de cuidadores capacitados debido “al envejecimiento de la población y el aumento de la expectativa de vida”.

En segundo lugar, señala el experto de Faro Edtech, otro factor viene motivado por la reciente crisis sanitaria, “que ha puesto de relieve la importancia crítica de contar con personal capacitado en el cuidado de personas mayores”. Por supuesto, esta situación genera, a su vez, “un mayor interés en la formación especializada, ya que se reconoce la necesidad de mejorar la calidad y la seguridad” de esta atención.

En este sentido, y en parte también favorecido por la propia irrupción de la Covid-19, Álvarez Cañete destaca que “el desarrollo tecnológico y la accesibilidad a la educación online han facilitado el acceso a estos programas de formación especializada”.

LOS DATOS LO AVALAN
No solo existe un reconocimiento generalizado entre los expertos de este déficit de profesionales en España –y de su consecuente falta de especialización en los cuidados a mayores o personas con dependencia–, los datos también respaldan dicha argumentación. Según el informe Health at a Glance: Europe 2023, que registra datos hasta 2021, en cuanto al porcentaje de empleos en salud y trabajo social en relación a los empleos totales de un país, España registra un 8,7%, una cifra que se sitúa por debajo de la media de la OCDE (10,5%).

Otro dato específico del informe corrobora dicha carencia. España cuenta con 4,9 trabajadores de cuidados a largo plazo por cada 100 personas de 65 años o más años, un ratio que vuelve a estar muy por debajo de la OCDE (5,7). Sucede lo mismo con el número de profesionales de enfermería: España cuenta con 6,3 enfermeras por cada 1.000 habitantes, muy por debajo de las 9,2 de la OCDE. 

“España tiene una población cada vez más longeva, lo que aumenta la demanda de servicios de atención a largo plazo. Este incremento en la demanda supera la capacidad del sistema de salud y de los servicios sociales para proporcionar una atención adecuada y especializada”, interpreta Álvarez Cañete. Para el coordinador académico este tipo de cuidados requieren de habilidades específicas que no todos los profesionales sanitarios poseen, por lo que “es fundamental invertir en la formación, así como en la mejora de los recursos y servicios disponibles para garantizar una atención de calidad y digna para las personas mayores y dependientes en el país”.

Los números vuelven a dar la razón a los expertos, ya que España supera con un 12,4% a la OCDE (11,5%) en la proporción de adultos de 65 años o más años que reciben cuidados de larga duración en las residencias. Además, cuando los cuidados al colectivo sénior se realizan en el hogar, España encabeza la lista con un 83%, solo por detrás de Israel (95%) y muy por encima de la media de la OCDE (72%).

CUIDADOS INFORMALES
Además de los cuidadores profesionales, en España nos encontramos con cuidadores no profesionales que necesitan competencias para atender a sus familiares. Si nos atenemos a los datos, el citado informe Health at a Glance: Europe 2023 –en este caso con datos de 2019– corrobora el alto número de cuidadores no profesionales en territorio nacional. De hecho, la proporción de cuidadores informales diarios que declaran trabajar además de cuidar, en España, es del 33%, es decir, una de cada tres personas en el país. Un cifra que se sitúa por encima de la media  europea (29%).

Como ocurre en las titulaciones superiores, ¿se está demandando también cursos para cuidadores no profesionales? Según apuntan desde Faro Edtech, este tipo de formación para no profesionales  también está aumentando: “Con el envejecimiento de la población y el deseo generalizado de que las personas mayores permanezcan en sus hogares el mayor tiempo posible, muchas familias y cuidadores informales buscan adquirir competencias y habilidades para brindar una atención adecuada a sus seres queridos. La demanda de estos cursos refleja la creciente necesidad de apoyo y capacitación para cuidadores informales en la sociedad actual”.

PROFESIONES MÁS DEMANDADAS
A principios de año, los expertos de Faro Edtech analizaron cuáles serán, a corto plazo, los perfiles profesionales sociosanitarios más demandados en el sector y, por lo tanto, aquellos que cuentan con las mejores perspectivas de empleo en España. Así, en esa lista se incluía a los profesionales de geriatría como los más solicitados, así como todos aquellos empleos biosanitarios relacionados con el cuidado a mayores y dependientes. De nuevo, una explicación reside en los datos que registra el país en cuanto a esperanza de vida, con una media de 83,3 años según Eurostat, una estadística que lleva liderando España casi de manera ininterrumpida en Europa desde 2008. 

Otra profesión con muy buenas perspectivas en cuanto a demanda es enfermería, cuya titulación encabezó la lista estudios más solicitados en territorio nacional el pasado año, según un informe de Infoempleo y Adecco. Este perfil de enfermería, apunta Álvarez Cañete, “brindan un contacto directo con los pacientes y realizan procedimientos médicos, ofreciendo apoyo emocional tanto en entornos hospitalarios como comunitarios”.
El coordinador académico de Faro Edtech también añade el puesto de auxiliar de enfermería, el cual “desempeña un papel fundamental en la atención directa a pacientes en hospitales, residencias, centros de día y domicilios particulares”.

Finalmente, Álvarez Cañete destaca el perfil de los trabajadores sociales, muy demandados y que “ofrecen apoyo psicosocial y asesoramiento a personas mayores y sus familias, ayudándoles a acceder a recursos y servicios comunitarios, gestionando trámites administrativos y brindando apoyo emocional”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal