Domingo, 14 de Julio de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Luis Alberto Barriga aboga por mejorar los servicios de cuidados en el entorno familiar

El director del Imserso ha participado en el encuentro ‘Cuidados de larga duración ¿Cómo medir sus resultados en las personas?’, enmarcado en los Cursos de Verano de la UIMP

Redacción EM 05-09-2023

COMPARTIR
La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) acoge esta semana, entre sus últimos Cursos de Verano, el encuentro ‘Cuidados de larga duración ¿Cómo medir sus resultados en las personas?’, organizado en colaboración con el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) y dirigido a sentar las bases de conocimiento y reflexión que orienten el diseño de un sistema de evaluación de los cuidados a largo plazo en nuestro país, que ponga a las personas en el centro.

Luis Alberto Barriga, director general del Imserso —así como del encuentro—, ha agradecido a la UIMP la oportunidad de este foro en el que “podemos analizar cuales son los deberes pendientes y a partir de ellos construir la agenda con las comunidades autónomas para crear sistemas de medición comunes” en los que calcular el impacto de variables que permitan “averiguar cómo ayudar a la gente y las fallas del propio sistema”, ha explicado. El gran reto es pasar de la evaluación de los servicios a la evaluación de los resultados e impactos de tales cuidados en la dignidad, la calidad de vida y el bienestar de las personas que los reciben y en quienes los prestan.

“En España hay actualmente 1.600.000 personas en situación de dependencia. esa cifra se va incrementando cada año en unas 60.000 personas y sabemos que es un fenómeno que está creciendo y supone, no solo en el caso español, también, en el caso europeo, un desafío de primer orden”, ha comentado a los medios el director del Imserso.

“En los foros internacionales, como son la Organización Mundial de la Salud o la propia Comisión Europea, se está abordando que donde se deberían proporcionar los cuidados es donde la gente quiere, que es en su hogar, no en residencias. Esto no significa cerrar residencias, pero sí intentar que la mayoría de los apoyos se presten en el entorno comunitario hasta final de vida”, ha ahondado el director del Imserso sobre los planes de futuro de la Administración. Por ello, el curso ha abordado, en una de las presentaciones de este martes, "cómo esto es viable y contra lo que algunos mensajes también han lanzado se puede hacer de una manera más eficiente en costes que en residencias”, ha contado Barriga.

El responsable del Imserso ha afirmado que actualmente están realizando un censo de residencias y gracias a eso han podido observar que “el 80% de las residencias en España son de titularidad privada y existen pocas iniciativas públicas”, por lo que las reformas a introducir en la medición de los cuidados por parte de las administraciones en estas instituciones deben “poner la dignidad de las personas por delante y no el interés económico de las empresas” para que “la vida de las personas que residen allí sea una vida plena y no solo de mantenimiento de una persona que hemos sacado ya de la sociedad”. El control sobre esto depende de las comunidades autónomas que lo regulan. De ahí, la necesidad que ha apuntado Barriga de diseñar y establecer “un sistema de evaluación común, público y transparente en sus resultados”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal