Domingo, 14 de Julio de 2024 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

José Luis Fernández Santillana / Presidente de Ceoma

'La lucha contra el edadismo es y siguiera siendo uno de nuestros principales ejes de actuación: la edad nunca puede ser objeto de discriminación'

M.S. / EM 11-07-2024

COMPARTIR
Pregunta.- Afronta una nueva etapa al frente de la confederación. ¿Cuáles ha establecido como temas prioritarios de trabajo para, como usted aseguró, “seguir siendo la entidad de referencia en el mundo de las personas mayores”?
Respuesta.- La principal prioridad es mejorar la calidad de vida de los mayores y eso pasa por conseguir que se asimile por la sociedad que la situación de ser mayor –un estado por el que todos pasamos o pasaremos– no es una situación de enfermedad o de merma de las distintas capacidades. Potenciar el talento sénior, no solo es una aportación al crecimiento económico, sino es también un reconocimiento de la dignidad de las personas mayores, el reconocimiento social a su esfuerzo y que las distintas Administraciones les faciliten los medios humanos y materiales para ello. Ceoma ha convocado el ‘XII Congreso Nacional de organizaciones de mayores’ bajo el título ’25 años apostando por el talento sénior’ coincidiendo con el 25 aniversario de Ceoma.
Por supuesto, animo a participar en este gran evento a las entidades públicas y privadas, así como con la asistencia de las personas mayores.
Desde Ceoma, entre nuestras prioridades, nos hemos fijado seguir trabajando para que la confederación siga siendo la entidad de referencia en el mundo de las personas mayores y que ésta sea de servicio, representación y defensa de este grupo poblacional. Otro de nuestros objetivos es mantener una presencia activa de Ceoma en la Unión Europea a través de la Plataforma Europea AGE para que la voz de los mayores españoles sea escuchada en Europa. También daremos continuidad a los programas y actividades que ya se llevan a cabo, como por ejemplo ‘Desatar’, o el ‘Movimiento a la vejez… vitales’, una iniciativa que busca colaborar con las instituciones públicas para fomentar un envejecimiento activo y saludable. 
Estamos impulsando nuestro programa estrella ‘Empresa amigable con las personas mayores’, ‘Entidad amigable con las personas mayores’ y ‘Administración pública amigable con las personas mayores’; este proyecto tiene por objetivo que las empresas, entidades públicas y privadas se distingan por tener en cuenta a las personas mayores en su estrategia, políticas, diseño, prestaciones, productos y servicios, defensa de derechos, reconocimiento a la diversidad generacional, compromiso contra el edadismo y actuaciones de responsabilidad social. 

P.- Desde su amplio conocimiento de las demandas y necesidades de los sénior, ¿cuáles diría que son, actualmente, los temas que más les preocupan y que, por tanto, deberían ser abordados con mayor urgencia?
R.- Hay varias cuestiones importantes y en ocasiones vinculados a los tramos de edad, uno de ellos es cuidar los entornos de proximidad dónde viven los mayores: vecindario, barrio, centros de mayores, etcétera. Estos son factores que ayudan a evitar “la soledad no deseada” y a mantener activas a las personas mayores.
Otra, y no es menor, es la situación del empleo. El edadismo se ha impuesto y hoy en día el mayor número de desempleados se concentra en los mayores de 59 años, donde la mayoría de ellos son mujeres. Acceder a un empleo siendo mujer y tener más de 59 años se ha convertido en misión imposible. Por ello, urgimos de las Administraciones un plan de choque, con medidas concretas y eficaces, para salir de esta situación que condicionará su futura pensión.
Además, con el retraso de la edad de maternidad y paternidad, este grupo poblacional todavía tiene hijos menores y cargas hipotecarías en muchos casos. Esto lleva a muchas personas a sufrir problemas de salud mental y falta de autoestima que la sociedad no está atendiendo de forma adecuada. 
No podemos seguir mirando hacia otro lado. Las Administraciones públicas y empresas deben tomar conciencia de la situación y realizar actuaciones que ayuden a estas personas. En esta situación no podrán alcanzar un envejecimiento activo y saludable. 

P.- Uno de sus compromisos se ha fijado en “apostar por el desarrollo de Ceoma en los ámbitos territoriales de las distintas comunidades autónomas”. ¿Cómo llevará a cabo este propósito?
R.- Queremos desarrollar una mejor estructura territorial, buena parte de las competencias que afectan a los mayores están ejercidas por las comunidades autónomas. En la actualidad estamos firmando convenios de colaboración con varias comunidades en el marco del ‘Movimiento a la vejez…, vitales’. Este movimiento es una alianza de 27 organizaciones, sociedades científicas y profesionales y medios de comunicación en defensa de un envejecimiento activo y saludable. Un movimiento social que representa a 6,5 millones de personas mayores y que nace para fomentar la prevención de la salud dirigida a este colectivo y poder hacer de la vejez la mejor etapa de la vida. 
Por otra parte, desde Ceoma, vamos a fomentar y defender los intereses asumidos por las organizaciones confederadas y a apostar por el desarrollo de la Confederación en los ámbitos territoriales de las distintas comunidades autónomas.  

P.- Impulsar la lucha contra el edadismo es uno de los temas que centran las acciones de Ceoma. ¿De qué manera continuarán, desde la confederación, sus esfuerzos a favor del buen trato y el respeto a los derechos de los sénior?
R.- La lucha contra el edadismo es y siguiera siendo uno de nuestros principales ejes de actuación: la edad nunca puede ser objeto de discriminación: ni en el acceso al trabajo, a su permanencia en él, o a la debida atención sanitaria. Los derechos de las personas son de todas las personas a cualquier edad, precisamente por eso, por ser personas sin etiquetas. No se puede limitar el acceso a la salud o a los medios necesarios para ello en razón de la edad.

P.- Programas como ‘Desatar’ ya son considerados como un buque insignia de la organización y sus resultados son evidentes. ¿Seguirán impulsando la eliminación de las sujeciones en las residencias?
R.- ‘Desatar’, impulsado por Ceoma, con más de 20 año, de la mano de su director técnico, el doctor Antonio Burgueño Torijano, hemos logrado que más de 200 residencias eliminen las sujeciones físicas y farmacológicas a pacientes con demencia. Pese al trabajo realizado, España sigue siendo, junto a Alemania, Francia e Italia, uno de los países donde más se emplean sujeciones, por lo que para nosotros es prioritario seguir impulsado este proyecto que tan buenos resultados está dando. La petición de la Fiscalía General del Estado a los fiscales de investigar las sujeciones en residencias ha supuesto un estímulo para que los centros de mayores se interesen por nuestro programa. Gracias a ‘Desatar’, los centros donde se ha implantado se han transformado en lugares más humanizados. Seguiremos trabajando para erradicar esta práctica en España y conseguir el máximo número de centros adherido. Vamos a reforzar nuestro equipo de formadores, para que la atención a los mayores siempre tenga en consideración su dignidad

P.- Al respecto de la exclusión financiera –que también es una forma de edadismo– a la que se enfrentan los mayores, desde Ceoma han manifestado en numerosas ocasiones la urgencia de terminar con esta situación, ¿diría que se avanzado de manera positiva en este sentido en el último año con las medidas que se han adoptado?
R.- La eliminación de las comisiones a los mayores por retirar efectivo en ventanilla ha sido un avance importante. No obstante, desde Ceoma creemos que queda todavía mucho por hacer. Es importante que se forme en nuevas tecnologías para que las personas mayores tengan las mismas oportunidades que el resto de la población. Las entidades bancarias deben tener en cuenta que la banca online genera miedo, inseguridad y ansiedad a las personas mayores que no está familiarizadas con las nuevas tecnologías, por lo que la formación es indispensable y las organizaciones de personas mayores estamos dispuestas a colaborar. Además, el cierre de muchas oficinas bancarias, especialmente en zonas rurales, ha provocado que muchas personas mayores deban desplazarse a oficinas lejos de sus domicilios, a pesar de ser personas con dependencia o con dificultades de movilidad. También, las personas mayores queremos atención presencial y la ampliación de los horarios está muy bien pero, si las oficinas cierran, de poco sirve.

P.- ¿Cuáles son las asignaturas pendientes con las que, en su opinión, Administraciones y entidades privadas deberían comprometerse de cara a garantizar la inclusión financiera de las personas mayores?
R.- Considero que es necesario tener un acceso sencillo, útil y eficaz a los productos financieros que sean necesarios, con amplia oferta, que se presten de forma responsable y segura para generar confianza, así podremos conseguir el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal