Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:17:50Domingo, 20 de Septiembre de 2020
Atrás

La segunda edición de La Gran Pantalla cierra con 10.000 espectadores

Redacción EM 20-07-2020

COMPARTIR
La Gran Pantalla cerró, el viernes, su segunda edición, celebrada en formato online a través de la plataforma Filmin. En esta ocasión, el Festival Internacional de Cine de las Personas Mayores de Barcelona que, a causa de la crisis global relacionada con la Covid-19, apostó por una edición virtual y extraordinaria, ha visto multiplicado casi por cinco el número de espectadores, respecto a la edición anterior. Alrededor de 10.000 personas han podido disfrutar de esta propuesta que, un año más, se ha convertido en un espacio de encuentro cinematográfico intergeneracional que desmonta los prejuicios y estereotipos sobre las personas mayores

El festival presentó una programación adaptada a la nueva situación, manteniendo sus secciones y actividades habituales en una edición que ha permitido llevar La Gran Pantalla a toda España y, de este modo, ampliar su público y diversificarlo. “El hecho de exhibir el festival en Filmin ha permitido que éste haya llegado a muchos lugares, tanto de Catalunya como del resto del Estado”, ha afirmado Alfredo Cohen, director del festival. Según Cohen, ha sido una edición que, a pesar de sus dificultades, ha obtenido un muy buen resultado. “Estamos muy contentos con esta segunda edición. No ha sido fácil, pero me gusta pensar que hemos hecho un proyecto útil y que las personas mayores, frente a la pantalla, se han podido sentir mejor, más orgullosas de su experiencia, más poderosas, más seguras de sí mismas... y menos solas”, explica.

Por lo que respecta a las actividades paralelas que ha presentado este año La Gran Pantalla, los dos grandes debates y los tres cinefórums, también han tenido una muy buena acogida. “Las diferentes actividades participativas que hemos llevado a cabo en el marco del festival, que recogen las experiencias que elParlante –organizador del evento– desarrolló durante el confinamiento, nos han permitido confirmar que las nuevas tecnologías pueden generar también necesarios espacios de encuentro para que las personas expresen y dialoguen sobre temas que les preocupan”, concluye Cohen. 

La Gran Pantalla es un festival que se piensa a largo plazo y pretende volver lo más pronto posible a los lugares de encuentro físico, pero la buena acogida del formato online corrobora que se seguirá utilizando como segunda ventana del festival.

“Esta segunda edición ha sido un gran desafío, ya que hemos tenido que reaccionar con muy poco tiempo para reformular y adaptar nuestro festival. Con todo, ha sido un gran aprendizaje”, afirma Katherina Harder, directora artística de La Gran Pantalla. “Ahora que ya hemos terminado, tenemos que reflexionar sobre cómo incorporar algunos de los valiosos elementos que han surgido a raíz de este nuevo contexto”, concluye.

PALMARÉS DEL FESTIVAL
El jurado de la segunda edición del Festival Internacional de Cine de las Personas Mayores de Barcelona, formado por Marta Selva Masoliver, Javier Muñiz Briongos y Marta Figueras, ha destacado que la selección oficial de cortometrajes ha sido de gran nivel, diversidad y con relatos refrescantes. En este sentido, el jurado opina que los cortometrajes programados nos acercan al mundo de nuestros mayores desde diferentes aspectos: cotidianos, participativos, dinámicos, económicos, culturales, sentimentales, conflictivos, etcétera, desde la voluntad de ofrecer una visión positiva de las diferentes situaciones, a través de diferentes historias, géneros, culturas y clases sociales.

El premio al Mejor Cortometraje Internacional de la Gran Pantalla 2020 ha sido otorgado a Between a Rock and hard place, de Mads Koudal. El jurado ha premiado esta película danesa por su trabajo de guión, casting y dirección de actrices, trabajo de cámara y montaje sobrio y eficiente. “Pero, sobre todo, por el rigor expositivo de una situación vitalmente desgarradora aunque previsible y probablemente necesaria”. Según el jurado de esta edición, el film propone una mirada exquisitamente comedida sobre una situación de una dureza extrema como es el punto y final de la convivencia entre una madre octogenaria y su hija adulta con síndrome de down. La tensión dramática que viven los tres personajes centrales- madre, hija y asistente social- se enmarca en un trayecto narrativo lleno de altibajos emocionales que son expuestos desde un trabajo interpretativo magistral y a partir de una puesta en escena milimétricamente ejecutada, para situarnos en una experiencia de comprensión de dolor pero exenta de todo sentimentalismo gratuito.

La Mención especial del jurado de La Gran Pantalla 2020 ha sido para Barê Giran, del director de cine Kurdo Yılmaz Özdil. “Como jurado hemos decidido otorgar esta mención especial a un trabajo que refiere la pequeña historia de un mundo en una más que probable vía de extinción pero en la que, de manera resuelta, el personaje central lucha por la dignidad y garantía de  vida de su familia extensa”. También destacan el trabajo de la cámara, la dirección de actores y la contención dramática de las diferentes secuencias en base a un especialísimo uso del espacio y el tiempo fílmico, el cual permite acercarnos a una ficción casi documentalista en la que la relación de los personajes con un animal, un burro, retrotrae a una dignidad perdida por la guerra y la demencial modernidad.

El Premio del Público de La Gran Pantalla 2020 ha sido para la película de María Jáimez: Manolo Montesco y María Capuleto, un exquisito documental sobre sus abuelos que propone una divertida analogía entre la historia de Romeo y Julieta y la de sus familiares. Es el primer trabajo de Jáimez como directora, quien está acompañada en esta aventura por un equipo de ensueño: 60 miembros de su familia, ni más ni menos.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal