Lunes, 19 de Abril de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

éxito en la clausura del ateneo gerontológico

Jesús Caldera: 'Es un gran error económico no invertir en el sector de la atención porque la tasa de retorno es extraordinaria'

El exministro, impulsor de la Ley de Dependencia, manifestó la necesidad de 'generar un gran debate nacional' en torno a esta cuestión, dado que es 'el primer yacimiento de empleo del país'

Redacción EM 13-03-2013

COMPARTIR
El Ateneo Gerontológico “Respuestas sociales, riesgos e innovación”, que el grupo de comunicación entremayores ha celebrado durante dos días en el salón de actos de la Fundación Once, en Madrid, concluyó con la conferencia del exministro Jesús Caldera, hoy vicepresidente ejecutivo de la Fundación Ideas. 
Caldera reflexionó sobre el papel del Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SAAD) como motor económico, pues, aseguró, en estos momentos el sector de la atención tiene en España un déficit de 800.000 empleos en comparación con otros países de la Unión Europea y en los próximos años será un yacimiento de empleo que generará 1,5 millones de puestos de trabajo, por delante del sector energético –el cambio de modelo energético sería una fuente para la creación de un millón de empleos- y del I+D+i, que sería el tercer yacimiento de empleo según el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Ideas. Esto, advirtió, se debe a que en el año 2030, el 30% de la población tendrá más de 65 años (hoy este grupo es el 18% de la población total), por lo que “o convertimos esto en un yacimiento de empleo o no salimos de aquí”. 
En palabras de Caldera y “dando por sentado que la consecución de los derechos es lo más importante”, el sector de la atención tiene un retorno positivo en clave económica que es, dijo, “extraordinario”, y lo fijó en el 70% de la inversión. “Cada euro que se retire al sector de la dependencia es una oportunidad perdida”, lamentó.
En concreto, el exministro puso de relieve tres ventajas fundamentales en términos económicos que, a su juicio, deberían ser determinantes para la inversión en el ámbito de la atención personal: es el sector más intensivo por detrás de la construcción, no es una actividad deslocalizable y el empleo en esta área tiene un razonable nivel medio de cualificación. 

'Innovación y transferencia del conocimiento' y 'Crisis en la atención gerontológica'
Previamente a la exposición de Caldera tuvieron lugar dos mesas de trabajo en las que los participantes analizaron dos temáticas de gran interés.
La primera de ellas fue “Innovación y transferencia de conocimiento como estrategias de mejora en el ámbito sociosanitario”. Josep Ollé, director de Acción Social de La Caixa, realizó un breve viaje a sus orígenes en cuanto a los programas para personas mayores que desarrolla esta entidad desde 1915 hasta llegar a la actualidad, cuando el último plan estratégico aprobado en octubre de 2012 dirigido a este colectivo –según señaló Ollé-, “tiene como ejes de actuación prioritarios promover las relación sociales, la calidad de vida y la prevención de situaciones no deseadas; reducir la vulnerabilidad a la exclusión; e impulsar la transferencia de conocimiento”. Entre otros proyectos que están desarrollando destacó “Cibercaixa en centros penitenciarios o Proyecto Cero Envejecimiento”.
Por su parte, Ricardo Trujillo, director gerente del Hospital Rey Juan Carlos I, explicó pormenorizadamente el trabajo que está realizando, desde hace un año, este hospital en colaboración con las residencias madrileñas, y que cuenta con el apoyo de la Consejería de Asuntos Sociales. Trujillo señaló que lo que quieren transmitir, a través de una atención en el propio centro residencial, es que “éste se convierta en el domicilio del paciente y en el centro de salud sociosanitario”. Con este fin han creado el Portal del Profesional, que les contacta con las residencias públicas; y el Portal Sociosanitario que los relaciona con los centros privados. Ricardo Trujillo señaló que el futuro del Hospital Rey Juan Carlos I pasa por incorporar la Telemedicina en varias especialidades, entre ellas, la Geriatría.
Por último, Montserrat Hernández, directora técnica de la Dirección General de Sistemas de Información Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, partió de exponer unos “puntos críticos”, como definió a “la esperanza de vida, la vulnerabilidad, la vejez, la dependencia, la discapacidad, etcétera”. Estos conceptos suponen, como señaló Hernández, “un incremento de las necesidades sociosanitarias pero que deben tener una continuidad asistencial”. En la búsqueda de mejorar la calidad de vida, entre otras inicativas, habló sobre la Estrategia a Pacientes Crónicos con la que trabaja la CAM. Montserrat Hernández quiso destacar, también, a modo de conclusión, que “el abordaje sociosanitario es una necesidad sentida y detectada, y que las TIC tienen que ser facilitadoras de la accesibilidad”.
En segundo lugar, se desarrolló la mesa “Crisis en atención gerontológica y estrategias necesarias”, moderada por el presidente de la Confederación Nacional de Jubilados y Pensionistas de España (Conjupes), Vicente Sanz. En primer lugar, intervino Víctor López, vocal de la Unión Democrática de Jubilados y Pensionistas de España, que aportó “una visión un poco más humanista” a los temas que centran este foro. López desgranó algunas de las deficiencias que según UDP detectan para el desarrollo de una atención sociosanitaria integral plena, entre las que destacó la falta de geriatras, la inexistente universalidad y homogeneidad en el acceso a los servicios geriátricos en el territorio nacional y la oferta pública insuficiente de residencias, centros de día, etcétera. Frente a ello, el vocal de UDP defendió la necesidad de “promover y concienciar a la ciudadanía sobre el valor de la salud en todos los órdenes de la vida”.
Posteriormente tomó la palabra Victoria de la Orden, directora regional en Castilla y León de Servicios de Teleasistencia, que optó por ofrecer unas posibles guías de futuro en cuanto al ámbito de la prestación de servicios. “Todos sabemos lo que conlleva la crisis. Ahora debemos hablar de qué hacer, de apuestas de futuro”, dijo De la Orden. Entre otros puntos, insistió en que si bien los recortes afectan a la prestación de servicios, éstos siempre suponen algún coste mínimo que no se puede reducir a cero. Una de las responsabilidades de las administraciones públicas, añadió, es la de recortar pero sin sacrificar la eficiencia ni la calidad.
Finalmente cerró esta última mesa del Ateneo Gerontológico, José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, quien hizo referencia a los últimos informes presentados por la organización que preside, entre los que destacó la denominada “demolición controlada del sector y de la Ley de Dependencia, ya que en una hora se registran siete beneficiarios menos, muchos de los cuales terminarán muriendo”. Así, Ramírez denunció que “las personas están sufriendo los recortes de políticos desalmados y mediocres” y, entre otras reflexiones, señaló que esta situación debe cambiar por tres motivos esenciales: “porque no debemos permitir la desatención; por reactivar la economía y ahorrar en el coste; y porque es de justicia”. Concluía sus palabras emplazando a que todos los implicados en el sector se unan y tengan complicidad para alcanzar sus objetivos. “Si todos estamos de acuerdo será muy difícil que no nos tengan en cuenta los que realmente deben hacerlo (las administraciones)”, defendió José Manuel Ramírez.

Ateneo Cultural
Además, la tarde de esta segunda jornada incluyó la celebración de Ateneo Cultural “La vejez y el arte, descubrir el ritmo y el tiempo”. El doctor en Filosofía y experto en Arte, Luis Peñalver Alhambra, fue el encargado de dar comienzo a esta sesión ofreciendo un recorrido por los autorretratos realizados en los últimos años de sus vidas por algunos de los pintores más destacados. Partiendo de Tiziano, el profesor desgranó algunas de las características de la vejez a través de El Greco, Rembrandt, Goya y Picasso. En las obras de estos autores –realizadas muchas de ellas sabiendo el artista que sería una de sus últimas obras, sino la última, como en el caso del autorretrato realizado por Picasso en 1972, donde la forma de su propia cabeza representa una calavera-, el experto explicó que “hay una voluntad de franqueza, de veracidad, como si quisieran recordar a través de su imagen y no de su memoria”. 
Tras este interesante recorrido pictórico, fue el turno de José Luis Jordana Laguna, de Voluntarios Cuturales Mayores, quien expuso las pautas en las que se basa el proyecto de voluntariado senior en museos, que lleva ya 20 años en marcha. Jordana Laguna explicó que esta iniciativa surgió para dar solución a un problema: “en prácticamente todos los museos del mundo hay excelentes profesionales y arqueólogos trabajando, pero no hay nadie que enseñe la riqueza artística y cultural de esos museos”. Pero además, se buscaba hacer frente a los llamados “inmovilismos” (físico, cerebral, afectivo y social) pues, advirtió citando a Gregorio Marañón, “descansar en la jubilación es empezar a morir”.  


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal