Jueves, 8 de Diciembre de 2022 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

HelpAge International España y Afundación inciden en la importancia de garantizar los derechos de los mayores

M.S. / EM 29-09-2022

COMPARTIR
HelpAge International España y Afundación, la Obra Social de Abanca celebraron, en la ciudad de Vigo, VI Foro Internacional ‘Vivir más, vivir mejor’, un encuentro que reunió a expertos nacionales e internacionales en base a un objetivo común, como declaró la presidenta de HelpAge International España, Isabel Martínez Lozano: “Generar conciencia a favor de los derechos de las personas mayores”.

El director general del Imserso, Luis Alberto Barriga, destacaba la importancia de coordinarse en torno a ese “interés común en las agendas” de todos los presentes en este foro: “La preocupación por los síntomas del edadismo y el avance en materia de cuidados”. 

En una primera parte de la jornada se puso de manifiesto la necesidad de reforzar el reconocimiento hacia los senior. En palabras de Felipe Morente Mejías, catedrático de sociología de la Universidad de Jaén, “debemos constituirnos en actores colectivos que diseñemos el tipo de sociedad que queremos. Necesitamos construir intelectualmente un modelo en el que se establezcan espacios de reciprocidad y encuentro”. En su intervención, además, afirmó que “se trata del colectivo etario más invisible y este tipo de foros nos ayuda a hablar de ellos y recordar lo importantes que son”.

Destacó la participación de Vânia de la Fuente-Núñez, responsable de la campaña mundial contra el edadismo de la OMS, quien destacó dos hitos importantes en los últimos años: la Década del Envejecimiento Saludable y el Informe Mundial sobre el Edadismo. “Hay un total de 1.000 millones de personas mayores de 60 años en el mundo, pero más allá de las cifras, en donde debemos poner el foco es en que muchas, demasiadas, viven en condiciones poco dignas, enfrentándose a obstáculos permanentes para seguir participando en la sociedad”, expuso la experta.

Por su parte, Apolline Parel, representante de Age Platform Europe, hizo hincapié en la situación de discriminación en territorio europeo: “En Europa no hay una evaluación propia de los estados miembros sobre los derechos humanos de las personas mayores, hay recomendaciones, pero no obligaciones. Es necesario poner a las personas mayores en el centro”, afirmó.

Completó este debate Ken Bluestone, representante de The Global Alliance for the Rights of Older People (GAROP), que puso de relieve la importancia de la participación de la sociedad civil en la consecución de medidas de calado que sean asumidas por los gobiernos. "Cada vez hay más estados miembros interesados en abordar los derechos humanos de las personas mayores, pero se avanza muy lentamente. Hemos llegado a un momento en el que tenemos información y experiencia, lo que falta es que los gobiernos actúen, y sabemos que pueden hacerlo, como se vio con la urgencia de la pandemia. Hay posibilidad de movilizarse, ¿por qué no por las personas mayores?".

UNA NUEVA HERRAMIENTA PARA ACTUAR CONTRA EL EDADISMO
Uno de los puntos destacados de esta jornada fue le presentación del nuevo Servicio Estatal de Atención a Personas Mayores (SEAM), un recurso gratuito de ámbito nacional cuyo objetivo principal es ofrecer información y atención a personas mayores ante situaciones de abuso, maltrato o discriminación por razón de edad. Es una iniciativa de la Fundación HelpAge International España, entidad que trabaja desde 2008 por la promoción y la defensa de los derechos de las personas mayores. 

El SEAM –que está funcionando desde este mes septiembre– nace para visibilizar el problema del edadismo y ofrecer cauces para luchar y acabar contra la discriminación por razón de edad, ya que, según la Organización Mundial de la Salud, la mitad de la población del mundo tiene actitudes discriminatorias hacia las personas mayores, y 1 de cada 6 personas sufre maltrato o abuso por ser mayor. Sin embargo, solo 1 de cada 4 de las personas mayores que sufren maltrato o abuso lo denuncia.

TEMAS DE DEBATE
Dos temas protagonizaron las mesas de debate del encuentro: la discriminación de las mujeres mayores y la discriminación en el entorno laboral.

En la mesa específica sobre mujeres, las ponentes remarcaron la especial vulnerabilidad de este colectivo, insistiendo en la urgencia de no convertir a las mujeres en invisibles por el hecho de hacerse mayores. María Sánchez Román, investigadora del CSIC, se detuvo en analizar la importancia de contextualizar tanto el proceso vital de envejecer: “Una de las grandes discriminaciones que afrontan las mujeres es la invisibilización en todas las áreas vitales. Hay varios motivos que lo expliquen, pero uno de ellos tiene que ver con los cuidados, con que las mujeres se dediquen a los demás por encima de ellas mismas”, destacó.

La jurista y feminista Julia Sevilla Merino ahondó en la importancia de visibilizar y nombrar, para evitar, con ello, la secular marginación de que son objeto las mujeres: “La mujeres somos algo que no se ve, que no se quiere ver. Estamos presentes, pero se nos obvia. Nos manejamos con eufemismos que quieren disimular la realidad, y con ello se consolida la invisibilización”.

En este sentido, las participantes alzaron la voz sobre la necesidad de que se proyecte una imagen real de las mujeres mayores, abandonando los estereotipos que contribuyen a enraizar el edadismo.

Por último, el foro incluyó la presentación el informe HelpAge 2022, ‘Discriminación por razón de edad en el ámbito laboral’, que recoge los datos más relevantes sobre la realidad del acceso de los senior al mercado laboral. Entre sus conclusiones, los autores –coordinación de Jaime Cabeza, Belén Cardona y Fernando Flores– destacan que los mayores se enfrentan a más barreras de acceso y tienen más opciones de ser expuestas a situaciones próximas al acoso por razón de edad para abandonar sus empleos. Además, tienden a ser objeto de despidos colectivos, “la raíz de una presunción, no siempre correcta, de que podrán acceder con mayor facilidad a las prestaciones sociales”.

Este informe traza una visión concreta y transversal de las causas y las consecuencias de la discriminación de los mayores en el ámbito laboral. Propone un acercamiento a las normativas que, a todos los niveles, buscan erradicar estas desigualdades, y presenta un análisis de la diversidad en las empresas y las ventajas de las plantillas intergeneracionales. 

LOS MAYORES, PROTAGONISTAS
Los profesionales coincidieron en que la responsabilidad de las instituciones para garantizar la protección de los senior debe incluir la motivación, a través de acciones para cumplir dicho compromiso; recursos al servicio de las organizaciones para que puedan trabajar en este reto; y la inclusión a la sociedad civil, y en particular a los propios mayores, en los diálogos que se generen en torno a ellos. Esta, sin duda, fue una de las constantes repetidas en todo el foro: la importancia de escuchar y potenciar el papel activo de los mayores para el diseño de las políticas que les afectan.

El ejemplo de las inquietudes que mueven a muchos senior fue la intervención de Emilio Santiago, Marisol Bravos, Nuria Quiroga y María José Fernández, socios de los Espazos +60 de Afundación en los que se ofertan un amplio catálogo de actividades pensadas para los mayores. Con la narración de sus historias en primera persona, los cuatro demostraron que la edad no debería ser entendida como una barrera o motivo de discriminación. “Ser mayor es una ventaja maravillosa”, expresó María José, de 85 años. “Es una época buenísima porque conoces muchas cosas tuyas y puedes ayudar a los demás”, dijo al hablar de su dedicación al voluntariado.

Por su parte, Nuria, que vive en una aldea de tan solo 12 casas, quiso reivindicar que no se viva "espaldas a la gente mayor del rural" y expuso las barreras a las que diariamente se tienen que enfrentar sus vecinos para desplazarse, por ejemplo, o sencillamente para manejar las nuevas tecnologías.

Ellos, los auténticos protagonistas, reivindicaron que no se les dé la espalda y se les permita ser motor de cambio. “Somos, de alguna manera, un poco consentidores de esa invisibilización que sufrimos –comentó Emilio–. Lamentarse es poco constructivo”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal