Jueves, 8 de Diciembre de 2022 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

El sector aboga por un gran pacto social para hacer frente a la oportunidad que supone la revolución demográfica

Desde el sector sociosanitario reclaman una coordinación sociosanitaria y una financiación igualitaria para todos, así como la necesidad de trabajar en la transferencia del conocimiento y experiencia de los mayores a los jóvenes

Redacción EM 22-09-2022

COMPARTIR
Bajo el título 'La Economía senior en acción' diferentes representantes de los sectores empresariales de la construcción, el asegurador, el turístico o el sociosanitario se han reunido en la cuarta sesión del V Encuentro de Economía Senior para abordar los retos a los que se enfrentan derivados de la revolución demográfica.
Durante la primera mesa de debate, los participantes han subrayado la importancia de dignificar ciertas profesiones como el sector de la construcción o el turístico, así como la necesidad de trabajar en la transferencia del conocimiento y la experiencia de los mayores hacia los jóvenes.

Pedro Fernández Alén, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, ha señalado que “ya estamos llegando tarde para poner en marcha algunas de las medidas que había que adoptar. La media de edad del sector de la construcción nos preocupa, ya que se sitúa en los 46 años”. En este sentido, ha destacado que la obligación que tenemos los que estamos en puestos de responsabilidad es montar ese puente para poder transmitir la experiencia a las nuevas generaciones. “Los trabajadores plata son los que saben trabajar y son los que deben enseñar a los jóvenes. El problema está cuando esos jóvenes no se incorporan al mercado de trabajo. Por ello, debemos acercar más a los jóvenes lo que se hace en estos sectores productivos”, ha explicado. Fernández advierte que “corremos el riesgo de tener una generación perdida”, desde el punto de vista del sector y de cotizaciones a la Seguridad Social, con el problema que supone para su jubilación y para el sistema. Fernández Alén ha concluido su intervención destacando cinco tareas en las que debe trabajar el sector de la construcción como son: mejorar en la prevención de riesgos laborales, la recualificación de los trabajadores, adaptar las condiciones de trabajo a los trabajadores mayores, la transmisión de la experiencia de los mayores a los jóvenes y, finalmente, evitar la discriminación por tema de edad.

En este sentido, Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras), ha subrayado que esta sociedad, cada vez más envejecida, necesita garantizarse ingresos de futuro. “Pensar en cuáles van a ser las fuentes de ingresos de los mayores debe preocupar a la economía y debe situarse en la mente de los jóvenes. La principal fuente de ingresos de un jubilado debe ser la pensión pública y el reto es garantizar cómo lograrlo, haciéndolo sostenible con el sistema y, para ello, es imprescindible contar con otras fuentes de ingresos que, en estos momentos, dependen de un ahorro tanto colectivo como individual”. Igualmente, ha concluido que el envejecimiento de la población es una feliz noticia e impone retos, los cuales se sitúan en el ámbito de las pensiones, de la salud y la dependencia, y ello se solucionan mejor desde la colaboración público-privada. Para ello, el sector asegurador es flexible y ofrece opciones, además de unas garantías de seguridad y confianza a disposición de los clientes.

Inmaculada Benito Hernández, directora de Turismo, Cultura y Deporte de la CEOE, ha añadido por su parte que la revolución demográfica supone una oportunidad para el sector turístico. En este sentido, ha explicado que entre los retos que se plantean las empresas de la cadena de valor del turismo está el de “hacer una experiencia de cliente más personalizada y muy vinculada a la construcción, para dar respuesta a las nuevas necesidades de este segmento”. “Esos retos deben ir dirigidos a generar bienestar y distracción para los mayores”, ha subrayado. Igualmente, durante su intervención ha enfatizado en la importancia de dignificar el trabajo y algunas profesiones propias de su sector.

Durante el debate, se ha abordado la incorporación de las tecnologías a estos sectores, donde Benito ha explicado que, aunque en el sector turístico se están poniendo todas las tecnologías a disposición de los clientes y adaptadas a ellos, también se está manteniendo la cercanía y lo humano. Por su parte, González de Frutos ha explicado que en el ámbito de los seguros se están potenciando los wearables, ligados a la prevención y al precio de las coberturas, así como la teleasistencia.

Desde el sector empresarial sociosanitario, los participantes de la segunda mesa han reclamado un pacto social y de Estado, así como la importancia de una coordinación sociosanitaria y una financiación igualitaria para todos.
En esta línea, Josefina Fernández, presidenta de DomusVi, ha insistido en que “no tenemos coordinación sociosanitaria, del mismo modo que falta financiación”. “ “Somos un servicio esencial y tenemos que dignificar este sector para poder atraer a los jóvenes. Necesitamos que los políticos nos escuchen a todos y poder así hacer un gran pacto de Estado, que empiece por reconocer la necesidad de incrementar la financiación y que observe las ventajas de hacerlo, pues se reducen los costes sanitarios al tiempo que se genera empleo”.

Natalia Roldán, directora corporativa del Grupo Eulen y presidenta de Aeste (Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia) ha explicado que el sector sociosanitario tiene la capacidad de generar empleo y a su vez riqueza. “Estamos en el sector con el futuro más cierto que existe”. Y ha añadido que se trata de un sector que requiere “sí o sí de un pacto de Estado para que realmente esté por encima de los idearios políticos para poder avanzar” y ha insistido en que “es curioso que se invierta mucho en sanidad y poco en los cuidados”. “Hemos sido nombrados servicios esenciales y, en esa esencia, también debe estar el reconocimiento económico para este sector, para que los precios de los servicios sean acordes al avance social. Es un claro ejemplo de futuro cierto y de economía circular, porque invertir en servicios sociales es invertir en personas y, por lo tanto, en riqueza”, ha concluido.

Por su parte, Luis Vargas, director general de Atenzia, ha señalado que “el peso del componente humano dentro de los costes operativos de las empresas es enorme. Si suben la inflación y no se pueden modificar las tarifas tenemos un problema. Nosotros abogamos por reindexar las tarifas al IPC, porque estamos asumiendo el coste de esa carga en las empresas y va a llegar un momento en se pueden ver afectadas las personas usuarias y la calidad de los servicios, y no podemos llegar a ese punto”. Vargas también ha insistido en la necesidad de personal cualificado para mantener un sector profesionalizado. Igualmente, respecto a las tecnologías ha explicado que “estamos en un momento de humanización de la tecnología. Esta debe ser un medio que complemente el trabajo de los equipos humanos, no un fin en sí misma”. Finalmente, ha insistido en la necesidad de atraer a los jóvenes hacia este sector, pues es, de forma evidente, un sector de futuro.

Juan Ignacio Vela, presidente del Grupo Lares, ha reivindicado por su parte un pacto social. “Creemos imprescindible que haya una colaboración real entre las administraciones públicas, agentes, entidades, etcétera. El objetivo es garantizar los mismos servicios a todos los ciudadanos”. Las leyes deben ir acompañadas de presupuestos, ha subrayado. “Todos los centros deben tener la misma aportación económica por parte del Estado. Eso sería dignificar a las personas que cuidan y también a las entidades. Somos entidades que financiamos parte de los servicios sociales de este país”. Vela ha concluido su intervención insistiendo en que “la sociedad tiene el gran reto de tomar los cuidados como una prioridad y creo que es la ciudadanía la que impulsa el cambio hacia lo político”.

Entre ambas mesas de debate, diversas empresas han presentado soluciones e innovaciones concretas que están dirigiendo al segmento de mercado senior en respuesta a las nuevas oportunidades emergentes. Luis Iglesias, subdirector general Ramos Personales, de SegurCaixa Adeslas, ha recordado que “la colaboración público- privada mejora la eficiencia de los recursos para atender las necesidades de nuestra población. Debemos ofrecer productos y servicios que, no solo les ayuden a mejorar su atención sanitaria, sino que mejoren su calidad de vida”.

Josefina Fernández, presidenta de DomusVi, ha señalado que estamos viendo que hay una necesidad distinta en los próximos mayores que vienen. “Todas las residencias que estamos construyendo son el futuro de la geriatría del siglo XXI”, ha añadido. Por su parte, Sergio Garbin, Spain General Manager de Essence Group, ha explicado que “la tecnología nos está ayudando mucho para que las personas se sientan protegidas y a la vez sean autónomas en su día a día”. Vicente Casciaro, CEO de Senior Telecom (Grupo MásMovil), ha explicado que “las compañías aspiran a tener soluciones personalizadas que les permitan ofrecer soluciones segmentadas considerando de manera específica a este sector emergente de los senios”. Finalmente, Santiago Ybáñez, Head of Protección Senior de Securitas Direct, ha subrayado que el conocimiento de la tecnología es cada vez mayor en este segmento de población y su compañía así lo ha entendido, dándoles soluciones innovadoras.

Manuel Campo Vidal, presidente de Next Educación, ha sido el encargado de moderar este encuentro, cuya sesión final está prevista para el próximo día 5 de octubre y que también se podrá ver de forma online. Durante esta última sesión analizaremos cómo este fenómeno demográfico es una oportunidad para innovar y para desarrollar nuevos modelos de negocio. Para ello se contará con emprendedores y emprendedoras senior y con jóvenes emprendedores y emprendedoras que desarrollan tecnologías para los senior que relatarán sus experiencias. 

El objetivo de este V Encuentro de Economía Senior –coorganizado por CaixaBank, la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), Atenzia y Senior Economy Forum– es analizar el impacto de la revolución demográfica en nuestro entorno social, económico, tecnológico, industrial, comercial, sociosanitario, laboral, político… y debatir cómo la innovación tecnológica y la innovación social pueden convertir este gran reto del siglo XXI en una enorme oportunidad para España.

Esta jornada se suma a las celebradas previamente en los meses de mayo, junio y julio.



Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal