Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:51:47Miércoles, 19 de Febrero de 2020
Atrás

Vigo acoge un debate sobre las posibilidades de una nueva forma de convivir: el cohousing

Los expertos asistentes a la jornada pusieron sobre la mesa las ventajas de la vivienda colaborativa, un modelo que ya se está consolidando en España como una alternativa a la residencia tradicional

M.S.Massó / EM 18-01-2019

COMPARTIR
¿Qué es el cohousing? Este fue el eje central de la jornada  ‘Housing&Co: diseñar en común y vivir en común’, organizada en Vigo por la Asociación Cultural A Madriña. Adolfo Neira, en representación de esta asociación cultural, fue el encargado de presentar y moderar este debate conformado por las exposiciones del médico especialista en Geriatría, Andrés Vázquez; el arquitecto Rogelio Ruiz; y el sociólogo y presidente de la Asociación Meridiano en Común, Javier Álvarez Souto.

Los rasgos que definen la vivienda colaborativa es que se trata de una iniciativa de sus residentes, desde el proyecto inicial al disfrute final de las instalaciones. Por lo tanto, es un proyecto que se adapta a medida a las necesidades y preferencias reales de quienes van a habitar en ella. Suecia fue uno de los países pioneros en este sentido al poner en marcha las primeras comunidades que combinaban los beneficios de una vivienda privada con las posibilidades de los servicios comunes, es decir, que ofertaban a las personas mayores la modalidad de envejecer en un hogar propio pero manteniéndose activos dentro de una comunidad. Actualmente, este tipo de comunidad como alternativa a la residencia tradicional ya está ganando adeptos en España.

Adolfo Neira introdujo el tema central de la jornada con una breve aproximación al término cohousing, haciendo hincapié en que “tiene su base en la combinación de un sistema de propiedad privada y de servicios comunes que favorecen la interacción social entre los usuarios”. Además, adelantó algunos de los puntos clave que componen este modelo de convivencia como, por ejemplo, que “los usuarios deciden dónde y con quién vivir, participando activamente desde en el diseño del espacio hasta la elección de los servicios”. 

PARTICIPAR Y COMPARTIR
Andrés Vázquez resaltó en su exposición la importancia de que, ante el progresivo envejecimiento de la población –y más en una comunidad autónoma como la gallega–, “contemos con entornos amigables que garanticen una economía digna e inclusiva”. Asimismo, insistió en que este nuevo modelo se basa en los principios de cooperación y colaboración.

Precisamente de esos dos principios es buen conocedor Rogelio Ruiz, uno de los arquitectos de eCohousing, artífices del proyecto Trabensol, considerado uno de los referentes del cohousing en España. “Para que un grupo funcione, la clave es la autogestión y la participación en todo el proceso del proyecto, de principio a fin. Ellos deciden en función de sus necesidades”, expuso Ruiz. “Hoy en día muchos mayores se plantean en qué momento tienen que dejar su casa para irse a una residencia. Lo bueno de este modelo es que, en él, envejecer no implica que tengas que abandonar tu hogar, simplemente cambiar de vivienda”, añadió el arquitecto.

El sistema tradicional de cuidados familiares es, cada vez, menos sostenible en la sociedad actual, de ahí la urgencia por buscar alternativas que garanticen los cuidados a largo plazo de las personas mayores.  
La Asociación madrileña Meridiano en Común, que nació como un grupo de amigos con inquietudes afines, lleva años trabajando en este modelo de convivencia, y de su proyecto habló el presidente de la entidad, Javier Álvarez Souto. “Lo primero es el grupo, es decir, que las personas que conformemos la cooperativa nos llevemos bien y tengamos ganas de convivir. El suelo y el edificio ya son secundarios”, comentó el sociólogo. “Un centro residencial de cuidados compartidos. Ese es el modelo de atención que proponemos, es decir, un modelo basado en nuestro propio esfuerzo. Queremos compartir nuestros cuidados”, concluyó Álvarez Souto.

LA IMPORTANCIA DE CONTAR CON APOYOS
Los tres expertos coincidieron en hacer un llamamiento a las Administraciones públicas para que avancen en esta línea, facilitando garantías para poder llevar a cabo el desarrollo de proyectos como los analizados en esta jornada.

Además de responder a las necesidades crecientes que está generando el envejecimiento, el cohousing permite aprovechar la experiencia y los conocimientos de cada uno de los integrantes del grupo. Estamos, por tanto, ante la mejor expresión práctica de lo que se denomina envejecimiento activo.




Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal