Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  02:10:18Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Atrás

MIGUEL ÁNGEL VÁZQUEZ / PRESIDENTE DE LA SOCIEDADE GALEGA DE XERONTOLOXÍA E XERIATRÍA

'Galicia plantea un escenario casi experimental en envejecimiento poblacional'

El presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría asegura que, desde su institución, abogan por una revolución social donde cambien las estructuras y los procesos, además de reforzarse el papel de los mayores

I. Domato 09-02-2016

COMPARTIR
PREGUNTA.- En julio de 2015 asumió el cargo de presidente de la SGXX. ¿Qué balance hace de estos meses de trabajo?

REPUESTA.- Han pasado ya seis meses desde que esta nueva junta directiva asumió el compromiso de liderar una Sociedade Galega de Xerontología y Xeriatría consolidada y con buenos pilares profesionales y técnicos, y no podemos decir que los iniciales objetivos que nos planteamos se hubieran alcanzado en modo alguno. 
Estamos trabajando fuerte, pero son densas las tareas iniciadas y que formaban parte de nuestro programa estratégico. El trabajo realizado por las juntas directivas anteriores fue notable y los retos que nos hemos fijado no son menores. Estamos aún iniciando procesos de consolidación estructural y de mejora de la gestión que esperamos nos permitan mantener una mayor y más fluida comunicación con los socios y poder utilizar las nuevas tecnologías como herramientas de apoyo para dar mayor presencia a la Gerontología y la Geriatría en Galicia, donde estimamos muy necesaria nuestras acciones, no solo por el porcentaje de población mayor, sino también por el recorrido que hemos de realizar para alcanzar la calidad de vida que los mayores merecen. 
Nos hemos planteado un plan funcional realista, amplio e integrador para 2015-2018, que pasa por acercar la SGXX a las personas, abrir las nuevas disciplinas al ámbito gerontológico, trabajar los aspectos relacionados con el envejecimiento y la calidad de vida, reforzar la presencia social e institucional, participar en las reflexiones y aportes que demanda la población y los profesionales y fomentar la investigación y la docencia especializada. 

P.- ¿Cuáles son sus retos de futuro al frente de la SGXX? 

R.- Probablemente no hay un único reto, y quizás el mayor sería el conseguir trabajar con la participación de todos, desde cada disciplina, en un proyecto común de mejora de la sociedad que nos ha tocado disfrutar. Contamos con los mejores profesionales de geriatría y gerontología y nos gustaría que cada cual ayude con su pequeño esfuerzo para mejorar lo que es nuestra razón de ser profesional y además nuestro propio futuro difundiendo sus buenas prácticas, compartiendo proyectos y esfuerzos. Galicia plantea un escenario casi experimental en envejecimiento poblacional, y constituye un laboratorio en el que han de plantearse soluciones novedosas y valientes, en las que sepamos aprovechar los recursos escasos de los que disponemos, con acciones posibilistas de prevención y apoyo a las personas en situación de riesgo o dependencia. Hemos de promover el fomento de los apoyos a la investigación y la docencia y la implementación de recursos de calidad básicos en atención de larga duración, y nos preocupa la escasez, casi de guerra, de servicios hospitalarios dotados de especialistas en la red del Sergas. 

P.- El envejecimiento de la población, especialmente la gallega, es un tema tan hablado como patente. ¿Qué medidas se deberían tomar al respecto? 

R.- Creo que la sociedad gallega no es consciente todavía de la situación real. Uno de cada tres lucenses u ourensanos es mayor de 65 años, y el promedio en Galicia es de casi un 25% de personas mayores. Abogamos por una autentica revolución social donde muden las estructuras, los procesos y las respuestas sociales y se permita y refuerce el papel de los mayores y se reconozca a los profesionales. Precisamos de políticas sociales que faciliten el soporte generacional, probablemente no solo con ayudas a la natalidad, sino más urgentes o inmediatas que pasan por migraciones organizadas. 
En relación a la coordinación y creación de servicios sanitarios, no podemos entender cómo una comunidad tan envejecida solo tiene dos servicios de geriatría en los que se reducen camas, o cómo las unidades de psicogeriatría hospitalarias se han cerrado sin que la sociedad plantee queja alguna. Si usted tiene en Galicia un problema de salud con su padre o su madre o una persona mayor, le resultará prácticamente imposible acceder a un especialista en medicina geriátrica de la sanidad pública. Los mayores de Galicia no están siendo bien atendidos.

P.- Castilla y León, Asturias y Galicia son las comunidades más envejecidas de España. ¿Deberían llevar a cabo medidas conjuntas para afrontar la situación?

R.- Sin duda compartimos similares preocupaciones con las comunidades citadas. Pero no solo han de adoptarse medidas conjuntas entre autonomías, sino que en Galicia, sin ir más lejos, es preciso que Sanidad y Política Social, o Educación y Trabajo, se sienten ya a abordar y trabajar firme en esta novedosa y compleja situación poblacional, con vocación real de resolver y se dejen a un lado protagonismos o competencias mal entendidas. 
No es razonable que el espacio sociosanitario siga siendo un túnel oscuro del que nunca se sale, una quimera o un cuento, por falta de compromiso o habilidad. Los recursos gallegos son escasos y la responsabilidad parece que tampoco sobra; se ha de convertir en realidad la entelequia, la necesidad lógica de entenderse. En todo caso, las magnificas experiencias de Asturias con nuevos recursos comunitarios y buenas prácticas, las de Castilla y León con servicios orientados a las personas, unidades sociosanitarias y servicios de geriatría, han de ser sabiamente aprovechadas y ello requiere fijar en las agendas de trabajo los escenarios que permitan encontrarse, compartir, contrastar y mejorar. Desde la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría promovemos también las acciones que nos permitan aprovecharlas.

P.- A la hora de elaborar actuaciones orientadas al colectivo senior, ¿se tiene en cuenta la voz de los profesionales del sector? 

R.- A mí me parece que se nos pregunta. Otra cosa es si se cuenta con las respuestas aportadas para la planificación y el diseño de programas o servicios. Pero también he de decirle que los gerontólogos sabemos poco de Gerontología, y a pesar de todo en ocasiones hasta puede ser bueno que nos escuchen. 
Creo que en el siglo XXI comienza en camino al conocimiento sobre la vejez, será bonito ver cómo se avanza, y lo que encontremos podrá sorprendernos a todos. Estamos cerca ya de grandes avances, lo preocupante es que serán pocos los que puedan beneficiarse de ellos, solo los más ricos prolongarán su longevidad en este siglo.

P.- Desde la SGXX apuestan por la implantación del modelo de atención centrado en la persona. ¿Qué ventajas aporta esta modalidad de cuidado? ¿Por qué no está implantada en todos los ámbitos de atención?

R.- La SGXX no solo apuesta por el modelo de ACP, sino que creemos que habrá que ir un poco más lejos. Es decir, avanzar de modelos orientados a los servicios o a los cuidados supuso un aprendizaje básico, y probablemente un tramo que había que transitar desde los modelos asilares o benefico-hoteleros. Pero no queremos quedarnos en este nuevo paradigma, sino llegar a entender que hay una manera diferente de trabajar desde los modelos de apoyo a las personas, y tal vez ello suponga desprenderse de ese gran ego profesional de quienes nos creemos que sabemos lo que conviene al otro, e implique escuchar y asumir que lo importante no somos nosotros como profesionales, sino “ellos”, los mayores, a quienes les corresponde el derecho de determinar cuáles son sus deseos. Implementar esta filosofía no será fácil. Pero todos sabemos que podemos mejorar las cosas y hacer a las personas realmente más felices, o dicho de modo más científico, incrementar su bienestar psicoemocional y físico.

P.- ¿Usted es médico especialista en Geriatría y en Medicina de la Educación Física y el Deporte. ¿Está reñido el hacerse mayor con la práctica deportiva?

R.- Hay un deporte para cualquier edad, y se ha demostrado que, desde luego, nunca es tarde para empezar. Sabemos que en tres meses de actividad podemos recuperar a los 70 años algunas capacidades que teníamos a los 30, como la capacidad pulmonar u otras. Hacer deporte controlado es un magnífico consejo, junto con la alimentación o las relaciones sociales para vivir más y mejor. De cualquier modo, la actividad física puede ser tanto o más recomendable que el deporte y además no requiere de grandes esfuerzos ni preparación cuidadosa.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal