Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  14:06:23Martes, 16 de Julio de 2019
Atrás

Más de 1.300 personas convocadas para la primera de las pruebas de la mayor OPE de la Diputación de Gipuzkoa

Redacción EM 19-06-2019

COMPARTIR
El recinto ferial Ficoba en Irún acogió, a mediados de junio, las primeras pruebas de la mayor OPE en la historia de la Diputación Foral de Gipuzkoa, que sacará a concurso-oposición 338 plazas de empleo, cuyos exámenes se irán convocando de forma gradual durante los próximos tres años. Concretamente, este fue el turno del proceso selectivo para 35 plazas de técnicos y técnicas de Administración General (TAGs), 25 plazas de trabajadores y trabajadoras Sociales, y cuatro plazas para personal médico.

Más de 1.300 personas están convocadas: 738 a las de TAGs, 544 a las del departamento de Políticas Sociales, y 34 a las de personal médico.

En el caso de los TAGs, 29 plazas se convocaron por turno libre, siendo cuatro de ellas reservadas para personas con discapacidad –con un grado reconocido igual o superior al 33%-, y seis a través de promoción interna; en el caso de trabajadores y trabajadoras sociales y personal médico se convocan en su totalidad por turno libre, reservándose tres para personas con discapacidad en la primera de ellas. 

Todos los procesos selectivos constan de tres ejercicios, de carácter obligatorio y eliminatorio: prueba de conocimientos teóricos cuya primera parte se ha realizado hoy; prueba de supuestos prácticos y teórico-prácticos, y prueba de evaluación de competencias. Esta última, de carácter novedoso respecto a anteriores convocatorias, tiene como objetivo acreditar capacidades como el trabajo en equipo, la comunicación, la adaptación al cambio y la profesionalidad.

Otra novedad es que en los méritos se valorará, siempre y cuando redunden directa y específicamente en el desempeño de las funciones de las plazas convocadas, la posesión de titulaciones académicas de carácter oficial distintas de la exigida como requisito de participación, así como la de aquellos títulos propios de universidad impartidos por Universidades o Escuelas Universitarias, además de la acreditación de conocimiento de los idiomas inglés y francés. También se tendrá en cuenta la experiencia en administraciones públicas. “Hemos querido garantizar el equilibrio entre la incorporación de juventud, y la retención del conocimiento y el saber hacer de quienes ya trabajan en la Diputación”, aseguró el portavoz foral Imanol Lasa.

“Necesitamos personas cualificadas, con nuevas capacidades, y con las próximas OPEs incorporaremos a una nueva generación a la que animamos a participar, porque es imprescindible para seguir mejorando el servicio público y llevar a cabo el proceso de relevo generacional. Pero también perseguimos otro objetivo, el de aumentar la estabilidad del empleo público de la Diputación, reduciendo la tasa de interinidad, que ha ido aumentando a consecuencia la prohibición del estado de realizar OPEs”, explicó.

La OPE de TAGS permitirá fortalecer una figura fundamental en las secretarías técnicas de la diputación para conseguir en una “mayor agilidad, eficacia y rapidez en la gestión”.

En cuanto a la OPE del departamento de Políticas Sociales, da respuesta al aumento en las necesidades de atención social, “que hace que necesitemos cada vez más recursos para seguir ofreciendo un buen servicio a quienes más lo necesitan. Es un ámbito prioritario”, afirmó Lasa.

Por último, tres de las cuatro plazas de personal médico se destinarán a la valoración de la discapacidad y la dependencia, un trámite imprescindible para acceder a las distintas ayudas y recursos existentes.

EN SEPTIEMBRE

El portavoz adelantó que la legislatura que va a comenzar marcará “un antes y un después” en el proceso de modernización de la institución, “que no va a tener descanso”. Así, en septiembre se publicarán las convocatorias de las siguientes plazas: TS traductor/a-intérprete, TS medio ambiente, veterinario/a, arquitectura, TS igualdad, psicología, TM hacienda, delineante, agente tributario, auxiliar de proyectos y obras, y archivo y servicios generales (tres plazas para personas con discapacidad intelectual). En los meses de septiembre de 2020 y 2021 se harán públicas las bases del resto de procesos selectivos, hasta completar un total de 338 plazas.

Esta OPE permitirá consolidar a corto plazo la estructura de la Diputación, “reforzando actuaciones prioritarias como el impulso del empleo y la atención social”, pero la renovación va a ir “mucho más allá”. “De forma paralela, y teniendo en cuenta que la mitad de la plantilla se jubilará en 6 años, tenemos esta legislatura un reto crucial: decidir entre todos y todas cuáles deben ser las funciones y el diseño de la Diputación del futuro. Gipuzkoa está cambiando y lo va a seguir haciendo cada vez más rápido. La Diputación se juega en las próximas décadas su supervivencia, el seguir siendo un agente relevante en el fortalecimiento del territorio”.

Este proceso deberá contemplar factores como “la adaptación a una realidad social y económica compleja con fenómenos como el envejecimiento, la migración, las nuevas formas de trabajo o relación, el impacto de las nuevas tecnologías, o la consolidación de un modelo de gobernanza basado en la colaboración con la sociedad y la experimentación”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal