Miércoles, 3 de Marzo de 2021 | Teléfono: 986 438 020
Atrás

Bizkaia destina 585 millones de euros para la transición a un nuevo modelo de cuidados

El departamento de Acción Social contará, en 2021, con un presupuesto que representa el 43% del total disponible en la diputación foral. Se invierten 201,5 millones en los centros de personas mayores y 105,4 millones, en dependencia

Redacción 02-02-2021

COMPARTIR
Los presupuestos del departamento de Acción Social de Bizkaia para 2021 ascienden a 585 millones de euros, una cuantía que representa un 43% del presupuesto total de la diputación y que supone 20,1 millones más para reforzar la atención a las personas mayores, personas con discapacidad y menores en situación de desprotección, sin olvidar a las personas que cuidan.

Este año, se destinan 10,2 millones para abordar la transición hacia un nuevo modelo de cuidados con el objetivo de responder al reto demográfico del envejecimiento de la población, desde la atención centrada en la persona y con innovación social, tecnológica y organizativa en los servicios que contribuyan a una mayor calidad de vida de las personas. 

El diputado de Acción Social, Sergio Murillo, señaló que el presupuesto responde al triple reto de “servir como red de respuesta a miles de personas cada día, responder a la pandemia y transformarse para los retos sociales del futuro”.

En este sentido, Murillo hizo hincapié en el compromiso de consolidar y hacer evolucionar una red de servicios sociales que alcanza a más de 115.000 personas en Bizkaia. También remarcó la necesidad de responder a los retos sociales que la crisis sanitaria ha acelerado, abordando la transición a un nuevo modelo de cuidados: “Este presupuesto permitirá que la red de centros siga respondiendo a la pandemia, con mecanismos de prevención, control y la atención en unidades sociosanitarias especializadas”. Pero también, señaló Murillo, “tiene consignaciones y materializaciones concretas para avanzar en su transformación, dando cobertura al segundo año de trabajo del Grupo de Expertos europeo ‘Bay of Biscay, Bay of Care’ sobre cuidados de larga duración, apuntando el primer centro comarcal de referencia y al primero intergeneracional (3,2 millones) e implantando los primeros seis centros etxeTIC (4,8) o el Nagusi Intelligence Center (1,9)”, indicó.

ATENCIÓN A LAS PERSONAS MÁS VULNERABLES
Una esperanza de vida extraordinaria de 86 años para las mujeres y 81 años en el caso de los hombres, estas son las cifras en Bizkaia, y que supone, a su vez, un reto de primer orden para los sistemas de cuidados, puesto que las situaciones de dependencia y cronicidad crecen con la edad. 

Ante esta situación, desde la diputación estiman necesario un impulso a la transformación de la red de centros para dar respuesta a las necesidades de cuidados de larga duración, el apoyo a las personas cuidadoras y los sistemas mixtos de cuidados compartidos que combinen cuidados formales e informales. Así, el presupuesto destinado a centros de personas mayores para el presente ejercicio es de 201,5 millones, lo que supone el 34,4% del presupuesto disponible para Acción Social. 

En el ámbito de la atención a las personas con discapacidad, el proyecto prevé un presupuesto de algo más de 75 millones. De esta manera, aumentan los recursos residenciales y de atención diurna para las personas con discapacidad y sus familias y se anualizan servicios que se han puesto en marcha este año. 

En este sentido, se mantiene la alianza estratégica con las entidades del Tercer Sector de Acción Social a través del más de un centenar de convenios suscritos con ellas para la gestión de 1.393 plazas en centros residenciales y viviendas (54, 3 millones euros) y 1.393 plazas en centros de atención diurna (19, 9 millones euros). A estas, hay que sumarle 185 plazas en régimen residencial y 69 plazas en centros de atención diurna, de gestión directa. 

Este año, el Instituto Foral de Asistencia Social recibirá un total de 126,4 millones para desarrollar su actividad. Al margen de los centros de protección a la infancia, el instituto público gestionará directamente 12 centros para personas mayores en situación de dependencia y con discapacidad, uno más que en 2020, con la consolidación el Centro Asistencial de Mundaka. Serán 688 plazas residenciales, once más que el pasado año.

La plantilla del ente público mantendrá sus 881 puestos de trabajo, a cuya remuneración se prevé destinar 72,2 millones, un 1,4% más que en 2020.

Además, la red de centros del IFAS presupuesta para 2021 incrementos en desinfección y limpieza (270.000 euros) y aprovisionamientos (los EPI, entre ellos) por un importe de 2,3 millones, el objetivo es garantizar todas las medidas materiales de protección ante la Covid-19.

INCREMENTO EN LA PARTIDA DE DEPENDENCIA
El presupuesto para las prestaciones y subvenciones a la dependencia asciende a 105,4 millones, un 6,84% superior a 2020, y que viene a suponer 6,7 millones más. 

En este capítulo, se dota con 74,77 millones a la prestación para cuidados en el entorno familiar, de la que en la actualidad se benefician más de 22.000 personas en Bizkaia, así como la dotación para el impulso del respiro para personas cuidadoras de personas en situación de dependencia que sean beneficiarias de la prestación para cuidados en el entorno familiar (Pecef).

En el capítulo de subvenciones nominativas para las entidades del Tercer Sector Social que trabajan con colectivos de personas con discapacidad, la diputación destina este año 11,64 millones de euros.

Por otro lado, el Servicio de Valoración y Orientación estará dotado con casi ocho millones. Este capítulo incluye, asimismo, la partida prevista para atención temprana que alcanzará los cuatro millones en 2021, con 56 centros concertados desde los que se ofrece el servicio público de atención temprana en Bizkaia. 

En definitiva, la Diputación Foral de Bizkaia continúa avanzando en la evolución de la red de servicios sociales públicos para hacer una Bizkaia más integradora e inclusiva. Avance que se materializa en la consolidación de la red de centros de atención a las personas mayores y personas con discapacidad, la extensión de las medidas de apoyo a las personas cuidadoras y en la transformación del modelo de cuidados de larga duración. 

El diputado de Acción Social subrayó que “este presupuesto pretende hacer evolucionar la red de servicios sociales y es una herramienta clave para la cohesión social de nuestro territorio”. Además, Murillo añadió que se trata de una herramienta para las personas de Bizkaia, “pero también para la transición sociosanitaria, a nuevos modelos que den respuesta a lo que la sociedad de Bizkaia demanda”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal