Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  11:52:52Sábado, 21 de Octubre de 2017
Atrás

Beatriz Artolazabal / Consejera de Empleo y Politicas Sociales del Gobierno Vasco

'Euskadi ha dado un gran paso para conseguir unos mayores niveles de cohesión social'

'Reducir la tasa de desempleo en Euskadi por debajo del 10%, reducir la tasa de pobreza en un 20%, y conseguir unas mejores condiciones de actividad social para nuestras personas mayores' son, para Artolazabal, los principales objetivos para esta legislatura

Marta S.Massó / EM 11-03-2017

COMPARTIR

MIKEL ARRAZOLA / EJ

Pregunta.- Del departamento de Servicios Sociales de la Diputación de Araba ha pasado, hace tres meses, a dirigir la Consejería de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco. ¿Cómo ha asumido este nuevo cargo? ¿Qué principales retos se ha marcado en esta nueva etapa?
Respuesta.- La llamada del lehendakari Iñigo Urkullu para que dirigiese este departamento, en el que las decisiones tienen un impacto directo sobre las personas, ha significado un reto que asumo con el respaldo de un equipo muy ilusionado y preparado. Y no hablo solo de las viceconsejeras o directores, también de nuestro personal público. Juntos alcanzaremos los objetivos que nos hemos marcado: reducir la tasa de desempleo en Euskadi por debajo del 10% en esta legislatura, reducir la tasa de pobreza en un 20%, y conseguir unas mejores condiciones de actividad social para nuestras personas mayores.

P.- Como dice, el compromiso con la mejora de la calidad de vida de las personas mayores y la promoción del envejecimiento activo siempre han sido pilares básicos de esta consejería. En su opinión, ¿cuáles son las necesidades de los mayores de Euskadi que es más urgente atender?
R.- Es difícil generalizar. Hemos de tener muy en cuenta que entre el colectivo de personas mayores –técnicamente de 65 años o más– hay diferencias notables. Hay personas en situación de ciertas carencias o incluso pobreza, otras que tienen una red familiar muy amplia, o en situación de dependencia, personas con necesidades concretas, u otras que son absolutamente autónomas. Insisto: las realidades son muy diferentes y también lo son las necesidades. Las instituciones vascas trabajamos de forma coordinada para atender a quienes más lo necesitan y para hacerlo posible promovemos un sistema vasco de servicios sociales que sea útil para las personas.

P.- La Red Euskadi Lagunkoia (Red de Municipios Amigables) es una de las estrategias que mejor demuestran, precisamente, este compromiso con las personas mayores. Ya forman parte de ella 40 municipios vascos, ¿cómo continuará creciendo a lo largo de este año? ¿Qué próximas actuaciones se desarrollarán dentro de esta estrategia?
R.- Por un lado, esperamos seguir incrementando el número de municipios vascos que se adhieran a la red que, en proporción a nuestra población, está considerada una de las más amplias. En varios países y regiones de la Unión Europea se ha puesto como ejemplo a seguir.
Entre las próximas actuaciones, enmarcadas en Euskadi Lagunkoia, destaca el proyecto Legado, que tiene por objetivo la transmisión del patrimonio inmaterial vasco, del conjunto de tradiciones y significaciones de la cultura vasca que toman forma en las biografías de las personas. Nos sentimos muy orgullosos de que recientemente haya sido seleccionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre las nueve mejores prácticas para combatir el edadismo.
Asimismo, realizaremos una guía actualizada en la línea de la dedicada a establecimientos amigables que tuvo repercusión internacional y una campaña a favor del buen trato a las personas mayores. También  implementaremos acciones de “banco del tiempo”, “mapeos” de municipios por grupos intergeneracionales y un largo etcétera.

P.- Es imprescindible hablar, también, de Gobernantza +65. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa y en qué punto se encuentra actualmente?
R.- El objetivo de Gobernantza +65 es buscar nuevas formas de incorporar la visión y experiencia de las personas mayores en la toma de decisiones políticas y sociales que les afectan. Tenemos que tener en cuenta que las personas de más de 65 años gozan en muchos casos de buena salud y se sienten activas. Tanto que son las que, de forma mayoritaria, mantienen nuestro tejido de asociaciones además de lo que aportan en el ámbito familiar. Además, las personas que llegan a esa edad de retiro lo hacen con una formación y experiencia de gran estima.
Tenemos que hacer posible que estas personas participen en las decisiones. No solo deben ser “objeto” de nuestras políticas: también “el sujeto”. Ahora mismo estamos en la fase de síntesis de los debates que se han producido en el seno de las tres comisiones que pusimos en marcha, con vistas a realizar una puesta en común con el centenar de personas que han participado en las mismas y continuar con el trabajo orientado hacia una nueva estrategia de gobernanza compartida con las personas mayores.

P.- Recientemente ha mantenido varios encuentros relacionados con el desarrollo de la Ley de Tercer Sector Social de Euskadi. ¿En qué fase de desarrollo se encuentra esta norma? ¿Qué puede avanzar de su contenido?
R.- La relación, trabajo y coordinación con el llamado tercer sector es, para nosotros, prioritaria. Es necesario que el tercer sector social de Euskadi pueda expresar e intercambiar públicamente sus opiniones en todos los ámbitos de actuación de la administración, manteniendo un diálogo abierto, transparente y habitual con ella sobre las políticas sociales. Este departamento va a consolidar la Mesa de Diálogo Civil para hacer aún más fluida la relación con Sareen Sarea, asociación que aglutina a las redes del tercer sector social de Euskadi.
Estamos elaborando la Estrategia de Promoción del Tercer Sector y crearemos el Observatorio del Tercer Sector Social, que se deberá coordinar con los cuatro observatorios ya existentes en la Viceconsejería de Políticas Sociales del Gobierno Vasco –servicios sociales, familia, infancia  e inmigración–. La estrategia estará concluida para mayo de este año y su finalidad es contribuir a fortalecer el tejido social, la participación social y la solidaridad organizada en la sociedad vasca.

P.- Sin duda, el apoyo a colectivos como, por ejemplo, los enfermos de Alzheimer y sus familias, es otra de las líneas estratégicas de este departamento. ¿Qué medidas de apoyo a estas personas ponen en marcha desde el Gobierno Vasco?
R.- Considero básico un enfoque comunitario: implementar los apoyos comunitarios, hacer partícipe a la comunidad en el cuidado, y apoyar y dar respiro a las personas cuidadoras. Al respecto, vamos a impulsar una línea de trabajo sobre dispensa de cuidados a las personas cuidadoras mediante tres puntos: En primer término, el pilotaje que permita proporcionar cuidados a las personas cuidadoras en el contexto del Servicio Público de Teleasistencia betiON. El Plan de Teleasistencia como Apoyo a Cuidadores (PTAC) se orienta a ayudar a las personas dependientes a través de las y los cuidadores de su entorno familiar, garantizando a la Administración Pública que estas, dada la supervisión y seguimiento que se realiza, están recibiendo los cuidados adecuados a sus necesidades.
En segundo lugar, a través del impulso al servicio telefónico Jakiten de apoyo a las personas cuidadoras, financiado desde el departamento, constituirá otra línea de actuación: la orientación y escucha activa de personas cuidadoras.
Y, en tercer lugar, con el desarrollo de las iniciativas y propuestas surgidas del congreso sobre cuidados y ciudadanía –celebrado en septiembre de 2016– que se llevará a cabo con la puesta en marcha de una estrategia de apoyo a las personas cuidadoras y el reforzamiento de las redes comunitarias de apoyo.

P.- Euskadi está a la cabeza de Europa en materia de servicios sociales, lo que se demuestra en el V Informe del Consejo Vasco de Servicios Sociales –de marzo de 2016–, documento en el que se expone que “los servicios sociales vascos atienden a cerca de 180.000 personas”. ¿Cuáles son las principales fortalezas, en su opinión, del Sistema Vasco de Servicios Sociales? Y, ¿en qué áreas se podría mejorar?
R.- Que Euskadi ocupe el primer puesto en la clasificación de las comunidades autónomas en el desarrollo de su Sistema de Servicios Sociales es algo que nos produce una gran satisfacción y que a la vez, nos incentiva para seguir mejorando. No hemos de conformarnos con ello ya que queremos una sociedad mucho mejor situándonos entre los países líderes en este área en Europa.
La evolución en la capacidad de acción de los servicios sociales vascos se observa claramente si se tiene en cuenta que, en 1999, el número de personas atendidas era de 60.000, un tercio de la cifra actual. La apuesta de las administraciones públicas vascas por los servicios sociales es firme y destinamos a ellos más de 1.600 millones de euros, con un gasto de 741 euros por habitante y, de ese total, 1200 millones corresponden a los centros y prestaciones que conforman el núcleo de la cartera de servicios sociales.
Pero la apuesta no solamente se traduce en esa priorización presupuestaria a favor de los servicios sociales, sino que todas las instituciones, y prácticamente todo el espectro político del país, han aparcado sus diferencias para lograr un acuerdo en torno a los derechos de las personas. Euskadi ha dado un gran paso para conseguir unos mayores niveles de cohesión social.
En cuanto a los retos o áreas de mejora, debemos impulsar el modelo comunitario y, en particular, el enfoque promotor y preventivo, así como la descentralización de los servicios, avanzando en lo posible en su desconcentración, teniendo en cuenta también la ubicación de los recursos ya existentes, y sostener el cuidado informal, fortaleciendo los servicios de respiro y apoyo a personas cuidadoras, así como reforzando el apoyo formal para adecuarlo a la evolución y diversificación de los modelos de cuidado informal.
Con todo ello, considero que el País Vasco da más y mejores pasos en el área de actividad, bienestar y participación de nuestros mayores, una de las bases del pilar social de la Comisión Europea que estos días se define en Bruselas.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal