Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  11:34:26Sábado, 11 de Julio de 2020
Atrás

COVID-19

Vergés presenta un plan de desconfinamiento para las residencias

Redacción EM 25-05-2020

COMPARTIR
El Departament de Salut ha elaborado un plan para garantizar la máxima prevención a la hora de evitar contagios en las personas institucionalizadas durante las diversas fases del desconfinamiento. Estas recomendaciones se refieren, sobre todo, a cuatro aspectos, como las visitas de familiares, la aceptación de ingresos, la recuperación de la actividad interna de los centros, y los criterios generales de aislamiento y sectorización.

RECOMENDACIONES SOBRE VISITAS
La consellera de Salut, Alba Vergés, ha puesto en valor que estas propuestas "son necesarias y están trabajadas con el sector, y se basan en poder avanzar con garantías y seguridad, porque es importante y es nuestro deber", en un ámbito que se ha convertido en la parte más compleja y dura de la gestión de la epidemia. "La posibilidad de hacer visitas es clave para la gestión emocional, pero que hasta ahora no habíamos abordado porque no podíamos correr riesgos en espacios tanto sensibles", subrayó la titular de Salut antes de remarcar la necesidad de dar "el máximo apoyo emocional con la máxima seguridad". Por fases, el desconfinamiento en relación a las visitas quedaría estructurado de la siguiente manera:

- Fase 0: priorización de las visitas de acompañamiento y apoyo al final de vida.
- Fase I: añadir la priorización de las visitas de residentes en situación de descompensación de enfermedad crónica.
- Fase II: generalización de visitas a todo tipo de residentes.
- Fase III: visitas de familiares en zonas exteriores del centro residencial.

Las visitas se pueden hacer a todas las personas que viven en residencias consideradas “limpias”, o en las que tengan un sector considerado “limpio” totalmente sectorizado, de forma prioritaria; y en segundo lugar, a los residentes sin enfermedad que estén en centros residenciales afectados, pero en situación estable. No se permitirán visitas a los centros que aún no muestren un control adecuado de la infección.

Por ello, la consellera explicó que el departament ha clasificado las residencias en verdes, naranjas y rojas. Las primeras son residencias sin contagio y en las que se han garantizado los circuitos, aislamiento y la sectorización de los espacios para hacer seguras las visitas o readmitir usuarios; las segundas, están en fase de terminar de aplicar las medidas recomendadas y pueden tener todavía algunos residentes con Covid-19; y las rojas, son las que tienen un elevado número de usuarios contagiados y todavía no tienen finalizado el plan de sectorización y otras medidas recomendadas.

En Catalunya ya hay 472 centros clasificados como verdes, aunque todavía se está ultimando esta primera evaluación. Asimismo, hasta ahora se han clasificado 392 centros con el nivel naranja y 103 con rojo. Un total de 87 centros aún están pendientes de clasificar.

Habilitar las visitas tiene como objetivo dar apoyo emocional, pero en una situación de alto riesgo se deben maximizar los riesgos que implica la entrada de personas ajenas a la institución y posibles vectores de contagios. Se recomienda, pues, una visita semanal por residente, que el familiar sea siempre el mismo y que la duración de la visita no sea superior a los 30 minutos.

A los familiares o a la persona que acceda al centro se le tomará la temperatura, debe realizar un lavado higiénico de manos, desinfección del calzado, se debe poner una mascarilla quirúrgica y debe mantener la distancia mínima de dos metros con los residentes. Ninguna persona con prueba positiva o con síntomas de infección respiratoria, fiebre o antecedentes de contacto con casos confirmados de Covid-19 no debería ser autorizada a entrar en el recinto.

Asimismo, todas las visitas deben estar autorizadas por los centros mediante cita previa. Cada centro establecerá las franjas horarias de visita y su aforo máximo en función de sus instalaciones y la disponibilidad de personal para la supervisión.

RECOMENDACIONES PARA LOS INGRESOS
El Departament de Salut también hace una serie de recomendaciones en cuanto a la aceptación de ingresos a los centros residenciales. La consellera Vergés explicó que actualmente hay 753 personas que, desde el inicio de la pandemia, volvieron a sus domicilios. Estas recomendaciones quieren garantizar un regreso a su centro residencial con las máximas garantías de seguridad. Estos reingresos deberían poder hacerse a partir de la Fase I. El centro residencial en el que reingrese deberá cumplir los siguientes criterios de estabilidad en relación con su situación de control de la infección por coronavirus:

- Residencia verde o con cero casos activos.
- PCR negativa en el residente de nuevo ingreso y que haya estado en aislamiento preventivo.
- Posibilidad de disponer de habitación individual y aislamiento los primeros días de vuelta.

Como Vergés, la coordinadora de las residencias y directora asistencial de la atención primaria del Institut Català de la Salut, Yolanda Lejardi, añadió que este protocolo para el desconfinamiento "está vivo y abierto a la evolución de los acontecimientos". De hecho, Lejardi concretó que el plan "establece criterios generales de seguridad para todos los tipos de residencias", pero que se deberán poder adaptar, por ejemplo, en función del tipo de residentes (personas mayores, de salud mental o discapacitados).


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal