Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  15:52:45Lunes, 9 de Diciembre de 2019
Atrás

Ana Belén Álvarez / CONSEJERA DE EMPLEO Y POLÍTICAS SOCIALES DEL GOBIERNO DE CANTABRIA

'Entre nuestros intereses está detectar la soledad y los abusos a las personas mayores'

Entrevista a la consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria, Ana Belén Álvarez, que repasa sus primeros meses en el cargo y la actualidad de la comunidad en materia social

Horacio R. Maseda 08-11-2019

COMPARTIR
PREGUNTA.- Lleva apenas tres meses al frente de la renombrada Consejería de Empleo y Políticas Sociales –antes, de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social– en sustitución de Eva Díaz Tezanos. ¿Cómo ha sido la toma de contacto?

RESPUESTA.- Muy positiva. Me he encontrado en la consejería con un personal totalmente implicado con el desarrollo de las políticas sociales, muy consciente de la importancia y el impacto que tienen en las personas los programas y prestaciones que se gestionan desde este departamento. Esta implicación es fundamental para que las políticas que adopte la nueva dirección puedan alcanzar su plenitud. 

En este inicio de legislatura, en primer lugar, ha habido una etapa que podríamos denominar de reconocimiento y también de planificación. Desde mi punto de vista, cuando accedes a un cargo como este, lo primero que tienes que hacer es un balance de situación, conocer de primera mano el estado de cada uno de los servicios, saber lo que ha funcionado y lo que no, los proyectos comprometidos y los proyectos pendientes, las necesidades urgentes… y, a partir de ese conocimiento, realizar una planificación seria y rigurosa de objetivos.

P.- El mes pasado mantuvo una reunión con algunas organizaciones empresariales de la dependencia para escuchar sus demandas ¿Qué le han pedido las entidades del sector?

R.- Con la aprobación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia en diciembre de 2006, las organizaciones empresariales de atención a la dependencia de Cantabria se mostraron dispuestas a colaborar con el Gobierno de Cantabria en el desarrollo del Sistema de Atención a la Dependencia en nuestra comunidad. Han sido, por tanto, activos colaboradores. Tras aquellos años en que hubo una colaboración leal y constante, llegó la crisis económica y muchos de los logros alcanzados se vieron minorados. 

En la actualidad, las entidades piden un escenario claro: la definición de un modelo de colaboración preciso, una normativa estable que dé seguridad jurídica al sector y, sobre todo, retomar esa vía de interlocución y colaboración leal que caracterizó los años previos a la crisis.

P.- En cuanto a la nueva normativa sobre atención a la dependencia que está recurrida judicialmente, ¿se llegó a algún consenso?

R.- Sí. Hemos tenido conversaciones con las entidades del sector y nos han manifestado los motivos de discrepancia con la normativa aprobada en mayo. Hemos valorado sus quejas y optado por prorrogar el calendario de aplicación de los aspectos de la norma que aún no habían entrado en vigor y, en ese tiempo, poder reelaborar y consensuar los aspectos normativos que provocaron el conflicto.

P.- En el último Dictamen del Observatorio de la Dependencia de ADGSS, a 31 de diciembre de 2018, Cantabria aparece como la cuarta comunidad con más lista de espera (2.307, un 15,65% del total de dependientes). ¿A qué se deben estos números y cómo se pueden revertir? 

R.- Desconozco de dónde saca ese dato. Le puedo asegurar que, a 30 de septiembre, en Cantabria había 1.003 personas valoradas en situación de dependencia pendientes de resolver en diferentes fases del procedimiento; es decir, 1.003 personas a la espera de que la Administración les asigne un servicio o prestación. Usted dirá, ¿cómo es que estos datos no coinciden con los del Observatorio?

El sistema informático del Sistema de Atención a la Dependencia (SISAAD) presenta algunas disfunciones que, justamente en estos momentos, están siendo revisadas en el marco de la Comisión Delegada del Consejo Territorial de la Dependencia y que unificarán criterios en todas las comunidades. Permítame que explique una de esas disfunciones.

Una persona está en lista de espera cuando la Administración no puede ofrecerle un recurso adecuado a su necesidad, y es justamente en cómo se interpreta esta cuestión, donde radica una de estas disfunciones del SISAAD. Iimaginemos a una persona que ha sido valorada con “en situación de dependencia” y a la que, en consecuencia, se le reconoce el derecho a la protección por el SAAD; desde el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) se le ofrece una plaza residencial en el centro X; sin embargo, la persona o su familia prefieren el centro Y, por lo que optan por esperar a que surja una plaza en el centro deseado. Para nosotros, es la persona solicitante la que desiste del recurso y no es la Administración la causante de la espera y, en consecuencia, no debiera figurar en las estadísticas de personas a la espera de recurso. En Cantabria hay 541 personas en esta situación.

P.- Desde el Gobierno cántabro trabajarán con Unate en la elaboración de varios estudios que permita conocer la situación de las personas mayores que residen en Cantabria para orientar, después, sus políticas públicas. ¿Nos puede concretar qué tipos informes se llevarán a cabo?

R.- Obviamente, la toma de decisiones en el ámbito de las políticas sociales solo puede hacerse en base al conocimiento de la realidad social. De ahí que, desde la consejería, estemos implicados en un constante esfuerzo de estudio y análisis de la problemática social. Centrándonos en el ámbito de las personas mayores, nuestros puntos de interés se centran en detectar las situaciones de soledad, la existencia de abusos y maltratos de cualquier índole, la problemática asociada al ámbito rural, la adaptación de las viviendas, etcétera. 

P.- ¿En qué otras iniciativas dirigidas a las personas mayores están trabajando en la consejería? 

R.- La consejería desarrolla multitud de programas dirigidos a las personas mayores. Por un lado, están los de envejecimiento activo que se llevan a cabo a través de diferentes medios. De forma directa, desde los Centros Sociales de Mayores, dependientes del Icass en Santander, Torrelavega, Camargo, Suances, Reinosa y El Astillero; y, asimismo, el Gobierno financia, a todos los ayuntamientos de la región, los programas que realizan los Servicios Sociales de Atención Primaria. Por último, mediante la financiación a entidades y asociaciones. Además, los mayores que necesitan de apoyos para seguir viviendo en su hogar disponen de los servicios de ayuda a domicilio, teleasistencia y comida a domicilio que prestan tanto los ayuntamientos como el Icass, pero que cuentan con una importante financiación del Gobierno.

Y por último, recientemente, hemos elaborado una ‘Guía de protección jurídica para personas mayores’, que haremos llegar a todas las asociaciones y entidades, porque consideramos fundamental que las personas mayores conozcan sus derechos, así como los canales y vías de los que disponen para acceder a ellos y para su protección y defensa. A a la vez, estamos empezando a trabajar en actuaciones que irán dirigidas a implementar mecanismos de detección precoz de problemas de índole social, como son el problema de la soledad no deseada, el abandono familiar e incluso el maltrato.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal