Teléfono: 986 438 020 Última actualización:  13:53:45Martes, 25 de Abril de 2017
Atrás

Una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo a lo largo de su vida


La SEGG celebrará, en A Coruña
, su congreso anual en que el abordará un simposio sobre depresión

Redacción EM 08-03-2017

COMPARTIR
La depresión forma parte de los grandes síndromes geriátricos, es una de las más frecuentes y discapacitantes situaciones de enfermedad entre la población mayor y constituye un importante problema de salud por su impacto en todas las esferas de la persona mayor.
Los trastornos del estado de ánimo y, fundamentalmente, la depresión en los mayores, tienen una prevalencia elevada, que oscila entre el 5 y el 20 por ciento en población que vive en comunidad, entre un 11 y un 45 por ciento de los ancianos hospitalizados y hasta un 30-75 por ciento de ancianos institucionalizados, de los cuales un 12-20 por ciento corresponderían a depresiones mayores.
Además, según la Organización Mundial de la Salud, se espera que una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo a lo largo de su vida.

Depresión y otras patologías
La depresión puede presentarse de forma aislada como enfermedad única. Sin embargo, en el paciente geriátrico suele aparecer asociada a otros problemas clínicos o siendo consecuencia directa de ellos. La depresión es más frecuente en pacientes con múltiples enfermedades orgánicas. De hecho, se estima que cerca del 25 por ciento de los pacientes con dos o más entidades clínicas presenta depresión.
Por ejemplo, la prevalencia de depresión es dos veces superior en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 y la ansiedad se presenta hasta en el 40% de estos pacientes. La presencia de depresión y ansiedad en pacientes diabéticos empeora el pronóstico, incrementa el riesgo de abandono de tratamientos, disminuye la calidad de vida e incrementa la mortalidad. Además, la depresión incrementa el riesgo de desarrollar diabetes un 60%.
Por otra parte, los pacientes con depresión presentan un incremento entre 2 y 4 veces del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y mortalidad tras un evento cardiaco isquémico agudo. Además, la hipertensión arterial es más prevalente en pacientes con depresión y ansiedad que en la población general.
La prevalencia de depresión en pacientes con cardiopatía isquémica se estima entre un 18-45% y su presencia empeora el pronóstico global, y la presencia de depresión en pacientes con insuficiencia cardiaca es mayor que en la población general y varía entre el 10-70%, con una mayor prevalencia para los pacientes hospitalizados.
En pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) estable la prevalencia de depresión clínica se sitúa entre el 10 y el 42%. Por su parte, en el grupo de pacientes en estadio avanzado, la depresión alcanza el 35-70%.
Además, aproximadamente un tercio de los ancianos con procesos oncológicos experimenta una situación de alteración psicológica; un 20% de pacientes con insuficiencia renal presenta depresión; la artritis reumatoide eleva la incidencia de depresión en 1,75 veces; y más del 35% de pacientes con enfermedades neurodegenerativas tiene alguna alteración psiquiátrica que deteriora la calidad de vida y favorece la institucionalización.

Una patología con falta de atención médica
El diagnóstico de la depresión de las personas mayores es un tema complejo que lleva a muchos errores, pues los síntomas de la depresión son considerados como algo “normal”, no prestándoles atención suficiente.
Además, los pacientes con procesos depresivos suelen tener patologías crónicas y, a veces, puede interpretarse que el trastorno del ánimo es consecuencia únicamente de su situación o que el resto de enfermedades que padecen contraindica la toma de antidepresivos por temor a los efectos secundarios que pueden producir y a las interacciones con otros medicamentos.
Para hacer frente a este problema, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), cuenta con un Grupo de Trabajo para el abordaje y manejo de la depresión en personas mayores y desarrollará un simposio especial sobre la depresión en el marco de su 59 Congreso que se celebrará durante los próximos días 7 y 9 de junio de 2017 en la ciudad de A Coruña.

La SEGG celebrará su congreso anual
La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Sociedade Galega de Xerontoloxia e Xeriatria se unirán, durante los días 7 y 9 de junio de 2017 en la ciudad de A Coruña, para celebrar sus congresos anuales, 59 congreso de la SEGG y 29 congreso de la SGXX bajo el lema “Envejecimiento y cronicidad: una oportunidad para la prevención y la innovación”.
Para la SEGG, atender a la cronicidad en sus múltiples aspectos y disciplinas supone un reto que se puede transformar en una excepcional oportunidad para acometer medidas que nos lleven a prevenir situaciones de pérdida de autonomía o paliarlas si ya existen.
Según su presidente José Antonio López Trigo, “estamos convencidos que es el momento oportuno para abordar todo aquello que, de la mano del cambio, la innovación y los nuevos sistemas y tecnologías, puede suponer una mejora en la atención a los mayores. Pretendemos reivindicar el papel determinante que, para la atención a la cronicidad, desde la excelencia, deben jugar la Geriatría y la Gerontología, sus aportaciones y los avances que en este sentido se producen en nuestros campos de dedicación científica y profesional”.


Tlfno: 986 438 020 | contacto | aviso legal